Afonía: causas y consejos para combatirla

afonia1

Casi todo el mundo ha sufrido alguna vez en su vida afonía. Más grave que la disfonía, es una alteración en la vibración de las cuerdas vocales que impide articular palabras. A continuación os damos más detalles.

Podemos distinguir dos tipos dependiendo de su origen. Así, podemos encontrar Afonía Funcional o Afonía Orgánica.

La afonía funcional se suele llamar también psicogénica y se manifiesta en enfermos con problemas psicológicos. Al realizar una exploración de la laringe, se observa que las cuerdas vocales no se pueden juntar o separar para hablar, pero sí pueden hacerlo al toser, por ejemplo.

En este caso de afonía, se recomienda un tratamiento psicológico además de consejo de un foniatra.

Por otro lado, la afonía orgánica suele estar ocasionada por la ruptura del nervio laríngeo recurrente. Este nervio dirige casi todos los músculos de la laringe y podría ser causa de afonía crónica.

Pueden existir casos de afonía crónica debidas a otras causas muy diversas como tuberculosis, parálisis de una cuerda vocal o ciertos trastornos hormonales, así como tumores o provinentes de cirujía.

Aún así, las principales causas de afonía se podrían considerar tratables de forma sencilla serían las siguientes:

  • Estres y Ansiedad.
  • Enfermedades del aparato respiratorio
  • Ambientes secos o con humo.
  • Mal uso de la voz, ya sea forzándola o manteniendo un tono y volumen de voz elevado de forma continua.
  • Un virus.
  • Problemas gastrointestinales como el reflujo gástrico que podría irritar las cuerdas vocales.
  • Medicamentos como los antihistamínicos, estrógenos o antidepresivos.
  • Cambios bruscos de temperatura
  • Falta de descanso

El principal consejo para curar la afonía común es descansar e hidratar la garganta. Descanso, hablar lo menos posible y mantener la garganta hidratada ya sea a través de la ingestión de líquidos o por un extra de salivación gracias a caramelos.

Si los problemas se prolongan más de quince días, es necesario visitar a un especialista, pues no estaremos ante una afonía común y será necesario algún tratamiento extra.

Para evitar la afonía uno de los principales consejos es calentar la voz y prepararse minutos antes de dar una charla, cantar, etc. Si tenemos que usar la voz de forma continua como el caso de profesores, cantantes o ponentes, lo mejor es recurrir a especialistas que nos indiquen la forma óptima para usar nuestra voz utilizando nuestro cuerpo (el diafragma sobre todo) para evitar forzar el sistema vocal.

Entre los remedios caseros para tratar la afonía los más comunes es hacer gárgaras con distintos líquidos. Agua con sal, agua con limón y miel o incluso infusiones de hierbas como el erísimo o la agrimonia suelen ser las más comunes.

Espero que este artículo os sirva de ayuda para conocer mejor la afonía y, si tenéis algún consejo más para tratarla y combatirla, lo compartáis con nosotros.

Related Post

Publicado en Salud Etiquetas: , , , , , , , , , , ,