Calambres musculares. Remedios caseros para tratarlos.

En primer lugar debemos saber qué los provoca. Acciones como el consumo de tabaco y alcohol, el ejercicio físico continuado o la carencia de minerales y vitaminas suelen ser la causa habitual de los calambres.

Para prevenirlos, puedes seguir algunos consejos que te daremos a continuación.

–          Batido de naranja y plátano.

Tanto el plátano como la naranja son fuentes importantes de potasio y vitaminas C y E, cuyo déficit puede provocar calambres musculares. Puedes licuar la naranja e ingerir el plátano como batido añadiendo un poco de leche, o combinar ambas en un sabroso batido. Otras frutas ricas en estos minerales son el kiwi o la fresa, que además combinan a la perfección a la hora de hacer batidos con las mencionadas anteriormente.

espinacas-pinones-pasas–          Espinacas con piñones y pasas.

Una fuente deliciosa de magnesio, otro de los minerales cuya carencia puede producir calambres musculares. Judías verdes o acelgas son otra fuente de magnesio.

–          Yogur con cereales.

Esta combinación generan un aporte importante de calcio y magnesio. El yogur aporta el calcio y los cereales como la avena o muesli el magnesio, aunque si lo tuyo son los frutos secos, puedes añadir al yogur nueces, piñones o almendras.

–          Pomada de árnica.

Esta planta posee un poder calmante que nos ayudará a aliviar el dolor de los calambres. Aplicada en forma de pomada o impregnada en compresas sobre la parte afectada, es muy eficiente para esta labor.

–          Ingesta de líquidos.

Al practicar deporte se suda bastante, deshidratando el cuerpo y aumentando la posibilidad de sufrir un espasmo muscular. Bebe agua o bebidas isotónicas para contrarrestar la pérdida de líquidos y minerales al sudar.

–          Compresas relajantes

Realizar una infusión de tomillo, empapar una compresa y aplicarla sobre el músculo afectado proporcionará un efecto relajante.

Related Post

Publicado en Alimentación, Salud Etiquetas: , , , ,