Herpes Zóster o culebrilla

herpes-zosterEl herpes zóster, o culebrilla, es un sarpullido cutáneo que es causado por una infección vírica en los nervios que hay debajo de la piel. El virus causante de este tipo de infección es el mismo que produce la varicela y, en caso de adolescentes suele ser leve, mientras que el sarpullido causa dolor cuando es una persona mayor quien lo padece.

¿Gripe o Resfriado?

resfriadoEn esta época son muy comunes dos dolencias: la gripe y el resfriado. Ambos están producidos por un virus, pero lo cierto es que, en cada caso, el origen es distinto, como lo son sus síntomas. Hoy os mostramos cómo diferenciar entre gripe y resfriado.

Por qué no se debe gritar a los hijos

gritar a nuestros hijosPonte en situación: le has pedido a tu hijo que haga algo, una y mil veces, a lo largo de una tarde. Pero parece que le entra por un oído y le sale por el otro: sigue en su cuarto jugando a algún videojuego. ¿Qué es lo primero que sale de ti cuando se te acaba la paciencia? Probablemente, gritos. Cuando estás conversando y te interrumpe, gritos. Cuando le va mal en el colegio, gritos. Cuando él se enfada y grita, gritos… Muchos padres están preocupados porque no se sienten capaces de controlar su tono de voz cuando interaccionan con sus hijos en una situación tensa. ¿Te pasa a ti lo mismo? Tú puedes dejar de gritar a tus hijos, si te lo propones.

Descubre la relación entre tus vínculos de apego y tu personalidad

Receta  para hijos exitosos¿Por qué somos como somos? Es una de las eternas preguntas que la Psicología se empeña en responder. ¿Genes, ambiente social, crianza, opción propia? Como casi siempre, la interacción de múltiples factores es la respuesta más acertada, a la vez que compleja y rica. En concreto, la Teoría del Apego formulada por el psicólogo John Bowlby nos explica qué relación tiene nuestra personalidad con el tipo de vínculo creado en la primera infancia con nuestra principal figura de apego: generalmente, nuestra madre.

Pautas para mejorar la convivencia de un niño hiperactivo.

hiperactividadComo ya comentábamos en el artículo “Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)”, es primordial diferenciar un niño “inquieto” de lo que es un cuadro clínico de TDAH. Por eso, ante la duda es imprescindible la visita a un/a profesional, quien realizará una evaluación con las herramientas apropiadas y diagnosticará. Por nuestra parte, en este artículo trabajaremos algunas pautas que pueden ayudarte a mejorar la convivencia con tu [email protected], especialmente si tiene rasgos de hiperactividad.

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

deficit-de-atencion-hiperactividad

El derroche de ganas de descubrirlo todo es una hermosa parte del espíritu infantil. Por eso, el exceso de energía es muy habitual en niños pequeños, y por supuesto, no es patológico por sí mismo. Sin embargo, en algunos niños esta situación va más allá, y el inadecuado desarrollo de su nivel de atención junto con las conductas de hiperactividad e impulsividad pueden llegar a causar deterioro y malestar en varias áreas de la vida del pequeño y su familia: es entonces cuando se trata de un problema.