Combatir el dolor menstrual.

Son las mujeres más jóvenes las que se ven afectadas por esta dolencia y en la mayoría de los casos, desaparece tras el embarazo.

Combatir el sedentarismo y prestar especial atención a la dieta es muy importante para reducir la intensidad.

Hacer ejercicio es muy importante. Aunque no se recomienda practicar deportes que exijan un gran desgaste físico en los días de menstruación, es aconsejable evitar el sedentarismo. Caminar, nadar y ejercicios de este estilo estimularán la circulación y reducirán el dolor.

Es aconsejable también reducir la sal en la dieta, ya que esta provoca retención de líquidos, aumentando la hinchazón y el resto de molestias menstruales.

Las carnes rojas, embutidos, lácteos enteros, quesos, mantequilla y demás alimentos ricos en grasas saturadas deberían ser evitados durante estos días, ya que potencian el dolor y la hinchazón que producen los estrógenos.

El contenido en fitoestrógenos hace que la soja sea un alimento muy recomendado para combatir las molestias.

También es aconsejable aumentar el consumo de vitamina B6, ya que ésta ayuda a regular el desequilibrio hormonal que tiene lugar durante la menstruación. Puedes encontrar esta vitamina en alimentos como la yema de huevo, carne, pescado, lácteos (desnatados), pan y pasta integrales, los frutos secos o frutas como el plátano y la piña.

Related Post

Publicado en Mujer, Salud Etiquetas: , , , , ,