Cómo tratar las ampollas

ampollasLas ampollas se suelen producir normalmente por una excesiva fricción o presión ejercidas por algún objeto sobre un área de la piel. También existen otros factores como una quemadura o un medicamento. Pero, ¿a qué llamamos ampollas, y cómo las podemos tratar?.

Las ampollas son esas pequeñas bolsitas de agua que se forman en la piel y que suelen aparecer más frecuentemente en manos y pies. Aunque también pueden ser de mayor tamaño.

Los síntomas suelen ser dolor, presencia de agua o pus en la ampolla, enrojecimiento del área, hinchazón y ardor.

A continuación os daremos una serie de remedios caseros para tratarlas.

En primer lugar, os sugerimos un cataplasma de zanahoria que ayudará a aliviar y curar las ampollas. Para crearlo, ralla la zanahoria y colócala sobre las ampollas durante unos 10 minutos. Se puede repetir el proceso hasta que desaparezca la ampolla.

Por otro lado, el jugo del ajo, suele ser muy efectivo en la cura de las ampollas, puesto que acelera su curación gracias al efecto analgésico del mismo. Se puede extraer el jugo de varios ajos y luego se plica sobre las ampollas. Se deja durante 10 minutos y luego se lava con agua fría, pudiendo repetirse hasta la curación completa de la ampolla.

La infusión de manzanilla es, a su vez, excelente para desinflamar y tratar las ampollas. Dejamos enfriar la manzanilla y la aplicamos sobre la zona donde se encuentra la ampolla varias veces al día.

Otro remedio es la decocción de malva. Ésta se elabora con 100 gramos de las hojas secas por cada litro de agua. Lo dejamos hervir durante 5 minutos y al estar tibia, se empapa un paño y se coloca en la zona donde están las ampollas.

Aunque las ampollas son una lesión superficial, es importante que se traten para evitar que se infecten o lastimen. Gracias a estos remedios, podréis curarlas de una forma efectiva.

Related Post

Publicado en Salud Etiquetas: , , , , , , , ,