Consejos para hacer dieta de forma saludable

hacer-dieta

Estamos en una época en la que mucha gente se plantea hacer dieta. Esta labor, a parte de un esfuerzo para intentar alcanzar el peso ideal, se ha convertido en una práctica habitual, sobre todo en mujeres de entre 18 y 50 años. Esto se debe a que muchas veces se cometen errores a la hora de hacer dieta. Hoy os daremos unos consejos para llevar a cabo una dieta de forma saludable y productiva.

Una de las premisas que hay que tener en cuenta es que el peso de las mujeres está destinado a fluctuar debido a cambios tanto físicos como hormonales importantes tales como tener un hijo, la menopausia o incluso factores emocionales derivados de las relaciones personales.

La estadística indica que un porcentaje muy elevado de mujeres sufren de sobrepeso. Lo que demuestra que muchas de estas mujeres, incluso haciendo dietas, no consiguen deshacerse de los kilos de más.

Tras las navidades, y antes del verano, en lo que se suele conocer como Operación Bikini, son las épocas en las que se suelen hacer dietas pero las estadísticas indican que se suele recuperar el peso que se logra perder y, en ocasiones, incluso aumentar de peso tras un periodo de tiempo en lo que se denomina efecto rebote.

Para perder peso de forma efectiva, debemos fijarnos unas metas realistas, como perder dos o tres kilos en un mes, en lugar de diez, ya que en muchas ocasiones, solemos desanimarnos si no cumplimos nuestros objetivos, lo que hace que abandonemos nuestro régimen.

Después de llevar a cabo una dieta baja en calorías, se suele volver a recuperar los hábitos anteriores, lo que desemboca en un aumento de peso. De hecho, el propio organismo intenta acumular más nutrientes para que, si vuelve a llegar una dieta similar, disponga de reservas suficientes.

dietaCada vez son menos las personas que suelen seguir la dieta mediterránea, lo que es un grave error, puesto que este tipo de dieta ofrece una serie de beneficios para nuestra salud, además de ser ideal para mantener el peso. Y es que la dieta mediterránea, más que un régimen de adelgazamiento, se trata de un estilo de vida saludable cuya base es una alimentación variada y equilibrada, baja en grasas saturadas y rica en fibra y antioxidantes. Este estilo de alimentación ayuda a combatir los índices de obesidad y sobrepeso, y que permite perder de peso de forma saludable.

Consejos para perder peso de forma saludable

Trata de elegir bien la dieta a realizar. Muchas veces se olvida que la dieta debe de ser a medida, puesto que no todos los metabolismos tienen las mismas necesidades. De hecho, hay quien va saltando entre dietas, lo que acaba siendo una montaña rusa para el organismo. Lo más recomendable a la hora de elegir la dieta, es visitar a un especialista que nos elabore un régimen acorde con nuestras necesidades y nuestro metabolismo.

Debemos tratar de evitar fijarnos objetivos altos a corto plazo. Muchas personas tienden a apresurarse en perder peso de cara a acontecimientos personales y pretenden perder una gran cantidad de peso en muy poco tiempo. Lo ideal, según expertos, sería perder una media de entre 1 y 1,5 Kilos a la semana, ya que por encima de este peso, aumenta el riesgo de sufrir el efecto rebote. Otros problemas que suele acarrear una pérdida de peso drástica suele ser la pérdida de agua y masa muscular, lo que genera una ilusión de pérdida de peso que dista de la realidad.

No debemos saltarnos comidas. Realizar cinco comidas al día favorece el seguimiento de la dieta. Es recomendable que la ingesta de alimentos se lleve a cabo cada tres o cuatro horas, lo que favorecerá al aumento en cuanto a gasto metabólico se refiere, ayudándonos a su vez a evitar la ansiedad y a llegar con menos hambre a la siguiente comida. Así, nuestro estómago también irá reduciendo su tamaño al tener que soportar menos cantidad de alimentos por comida, por lo que nos saciaremos cada vez con más facilidad.

Retirar algún grupo de alimentos siempre suele ser una mala idea. Hay dietas que eliminan los hidratos de carbono, otras que eliminan por completo las grasas, y lo importante es ser conscientes de que todos los nutrientes tienen su lugar en nuestra dieta y son necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Ya os hemos hablado con anterioridad de los peligros de las dietas milagro. Lo importante es balancear el consumo de alimentos, reduciendo la ingesta de unos y aumentando la de otros y dejando algún capricho alimentario para el fin de semana.

También es importante variar el menú de la dieta y evitar comer todos los días el mismo menú, ya que la monotonía hará que nos cansemos de esta dieta pronto.

dieta-proteicaEl agua es una gran aliada. Pese a que muchas dietas aconsejan no tomarla durante la comida, lo cierto es que, además de no engordar, ayuda a aumentar la saciedad, lo que hará que comamos menos.

Debemos de tener en cuenta que los alimentos que lleven una etiqueta que indique que son “light”, también engordan. La diferencia con los normales es que engordan menos. Mucha gente tiende a sustituir los alimentos normales por este tipo y, con la idea equivocada de que no engordan, o que tienen menos calorías, se consumen en mayor cantidad, resultando en un aporte calórico similar o incluso superior al del alimento original.

Otro de los fallos que se suelen cometer a la hora de llevar a cabo una dieta es cenar sólo fruta. Las frutas aportan mucha agua y vitaminas, pero también contienen azúcares simples que son digeridos de forma rápida y proporcionan un extra de energía. Algo que no nos hace falta a última hora del día. El momento ideal de tomar fruta es media hora antes de la comida, ya que proporcionará un efecto saciante. Además, lo ideal es tomarla sola, ya que así se absorben mejor sus nutrientes.

Además, lo ideal es acompañar la dieta con algo de ejercicio. La dieta por sí sola no basta para perder peso. O al menos para hacerlo de forma saludable. Debemos de acompañar una alimentación equilibrada que de un menor aporte calórico, con un ligero incremento en el consumo energético. Así, conseguiremos quemar más calorías de las que hemos ingerido para, así, recurrir a las reservas de grasa de nuestro organismo para obtener energía. Es más, hacer ejercicio tiene muchos beneficios para nuestro metabolismo, lo que nos ayudará, si prolongamos la práctica una vez concluida la dieta, a mantener nuestro peso.

Por último, trata de no obsesionarte con perder peso. Deja de consultar la báscula constantemente de forma compulsiva para ver cómo van bajando los kilos, porque es totalmente contraproducente. La impaciencia a la hora de adelgazar rápido nos juega malas pasadas. La pérdida de peso que genera una dieta no se refleja en la báscula de forma inmediata, por lo que no debes desesperar si un día pesas lo mismo que el anterior después de hacer dieta. Lo idóneo, es consultar la báscula una vez a la semana, y siempre a la misma hora y por la mañana si es posible.

Esperamos que estos consejos para hacer dieta de forma saludable os sean útiles y, si tenéis alguno más que queráis compartir con nosotros, lo hagáis. Feliz pérdida de peso.

Related Post

Publicado en Alimentación, Estética, Mujer Etiquetas: , , , , , , , , ,