Deja que tu bebé llore para que aprenda a dormir solo.

bebe-durmiendoSegún un estudio llevado a cabo en Estados Unidos, se ha demostrado que para que los bebés aprendan a dormirse solos, es mejor dejarles hasta que el sueño los venza.

Si bien es cierto que muchos bebés comienzan a dormir toda la noche a partir de los 6 meses de edad, despertando a los padres una vez a la semana por lo general, se dan casos en los que continúan presentando un sueño interrumpido durante meses.

Los investigadores de este estudio han anunciado a la revista Developmental Psychology que estas dificultades del bebé para dormir son una de las principales preocupaciones para los padres por las que consultan a los pediatras.

Marsha Weinraub, profesora de psicología de la Universidad de Temple, fue la encargada de llevar a cabo este estudio junto a su equipo, con el que midieron los patrones de sueño y vigilia durante la noche de un grupo de alrededor de 1200 infantes de entre 6 y 36 meses de edad. Pidieron además a los padres, que llevaran un registro de las veces que el bebé se despertaba tras cumplir 6, 15, 26 y 36 meses.

Los resultados del estudio mostraron que los bebés podían dividirse en dos grupos: los durmientes y los durmientes transitorios. Se encontró que tras cumplir los 6 meses, el 66% de los bebés durmientes no se despertaba durante la noche o se despertaba sólo una vez a la semana, siguiendo una trayectoria similar al crecer, mientras que el 33% de los bebés durmientes transitorios, tras cumplir los 6 meses se despertaban siete noches a la semana. a los 15 meses se despertaban dos noches a la semana, y una noche cuando cumplían los dos años.

Los investigadores también encontraron que la mayoría de los bebés que despertaban eran varones y muchos de ellos estaban siendo todavía amamantados.

bebe-llorandoLos expertos sometieron a los bebés a pruebas de temperamento para, de este modo, medir factores tales como la irritabilidad y la distracción, demostrando que los durmientes transitorios tenían niveles más altos de dificultad temperamental.

Existen dos posibles explicaciones para los problemas de sueño al inicio de la vida. Una es que quizás existan factores genéticos o biológicos, como los que se reflejan en un temperamento difícil, impactando en la dificultad para conciliar el sueño. Y la otra es que muchos bebés no han aprendido por sí solos cómo quedarse dormidos, especialmente cuando son amamantados.

Los autores aceptan que pueden existir otros factores, tales como la depresión materna, que pueden dar lugar a alteraciones en el sueño del bebé. Aunque los investigadores han recomendado a los padres que establezcan una minuciosa y cuidadosa rutina preparada para ayudar al bebé a tranquilizarse solo.

El mejor consejo consiste en colocar a los infantes en su cama a una hora regular cada noche, y dejar que se queden dormidos por sí solos, resistiendo a la urgencia de responder inmediatamente a sus llantos.

Aunque la investigadora ha concluido que, si los problemas de sueño se siguen experimentando pasados 18 meses, se debe consultar con un experto.

Related Post

Publicado en Hijos, Psicología Etiquetas: , , , , ,