Disfrutar de una relación madura.

No influye ni la edad, ni el tiempo que lleváis juntos. Una pareja se considera madura cuando existen, en la misma proporción, pasión y estabilidad, entusiasmo y respeto.

Si os preocupáis por el bienestar del otro, y no hay lugar para los malos modos ni para la indiferencia, si cada miembro disfruta de la presencia del otro, y hace un esfuerzo para resultar agradable a su pareja, significa que estáis inmersos en una relación madura.

Además de estos, otros signos que delatan un excelente estado de salud de la pareja son palabras cariñosas, interés por mostrar un buen aspecto físico o detalles inesperados.

Todavía no habéis perdido la capacidad de seducción. Aunque ya llevéis mucho tiempo juntos, no debéis permitir que la monotonía entre en la relación. Todavía queda espacio para la sorpresa y la ilusión en vuestra intimidad.

Es primordial que reine el buen humor en vuestra relación. Reírse juntos es más importante de lo que puede aparentar en principio. La pareja que apueste por la diversión y el juego, además de pasarlo mucho mejor, ganará en entendimiento y complicidad.

A la hora de encontrar soluciones a conflictos, debéis procurar poneros en la piel del ogro para entender mejor su postura, y así, llegar de forma más rápida a un acuerdo satisfactorio para ambos.

Related Post

Publicado en Hombre, Mujer, Pareja, Psicología Etiquetas: , , , , ,