El Acné

acne

El acné es una enfermedad que se localiza en la piel y cuya causa puede tener diferentes fuentes. En este artículo te hablaremos de las principales causas y tipos de acné.

Entre las causas del acné podemos encontrar cambios hormonales como el embarazo, la menstruación o la pubertad, estrés, infecciones bacterianas, estimulación excesiva de las glándulas sebáceas, exposición a ciertos productos químicos o ingestión de ciertos medicamentos entre otras.

Suele aparecer más comúnmente en la cara y los hombros, aunque también se puede manifestar en tronco y extremidades.

El acné aparece cuando los poros de la piel se obstruyen. Ésto sucede debido a que la grasa es producida a un ritmo mayor al que se expulsa, mostrando un pequeño abultamiento que se compone principalmente por grasa, células muertas y bacterias. Hay que ser cuidadosos puesto que, si alcanzan zonas más profundas de la piel, pueden formar quistes compactos y dolorosos.

Lo más habitual es que aparezcan durante la pubertad como respuesta anormal a los cambios de los niveles de testosterona. Con el tiempo desaparece, aunque algunas personas la sufren durante décadas.

El acné se puede clasificar en varios grados dependiendo de la gravedad de las lecciones.

  • Acné leve: Las pápulas y pústulas pueden aparecer, pero son  pocas y pequeñas.
  • Acné moderado: Existen un mayor número de pápulas, pústulas y comedones.
  • Acné moderadamente grave: Existen gran número de pápulas y pústulas, normalmente con lesiones nodulares infiltrantes y profundas. Las áreas de piel afectadas son la cara, el torso y la espalda.
  • Acné grave: Este tipo sería ya el acné noduliquístico y el acné conglobata que se caracteriza por lesiones nodulares grandes y dolorosas, además de pustulosas, junto con muchas pequeñas pápulas, pústulas y comedones.

Tipos de Acné

Dependiendo de la forma en la que se manifiesta, podemos distinguir varios tipos de acné.

Acné vulgar: Caracterizado por la presencia de pápulas, pústulas, quistes y nódulos en cara, cuello, parte superior del tronco y hombros. Se trata del acné típico de la adolescencia y, según su intensidad, podemos hablar de varios tipos.

  • Acné comedón o Comedoniano (espinillas): Sólo aparece la seborrea de la piel con numerosas espinillas. Es la forma más leve.
  • Acné papuloso: Gran cantidad de espinillas, muchas de las cuales estarán inflamadas. No aparecen o lo hacen en pequeño número las lesiones con pus.
  • Acné atrófico: En ocasiones un acné papuloso puede evolucionar dejando huecos y cicatrices en la piel, sobre todo si es muy intenso.

Acné conglobata (Conglobato= pelotas o masas redondas): Se caracteriza por la presencia de numerosos comedones de gran tamaño, algunos de ellos dobles o triples, grandes abscesos con fístulas que los comunican entre sí, quistes y nódulos inflamatorios. La supuración es frecuente y en ocasiones abundante. En ocasiones se presenta asociado con otras enfermedades al parecer debido a un defecto del sistema inmunitario.

Acné premenstrual: Estas lesiones aparecen, o se emperoan, durante el periodo que precede a la mensturación. Es debido a las alteraciones hormonales que el ciclo menstrual produce.

Acné Neonatorum: Este tipo de acné es también conocido como el del recién nacido. Son lesiones papulo-pustulosas que aparecen en pequeño número en la cara durante las primeras 48-72 horas de vida. Al parecer relacionadas con la progesterona materna en la sangre del recién nacido.

Acné queloideo: Se caracteriza porque las cicatrices residuales se engrosan formando queloides. Es más frecuente en la razas negra y oriental.

Acné tropical: Variedad especialmente intensa de acné que se da en las regiones tropicales con clima cálido y húmedo. Se caracteriza porque afecta principalmente espalda, nalgas y muslos, y respeta la cara.

Acné por contacto: Es debido al contacto con la piel, de forma voluntaria o involuntaria, de sustancias que favorecen la formación de espinillas. Como por ejemplo el caso de los trabajadores de algunos sectores industriales que están en contacto con hidrocarburos clorados (cloracné), aceite de petróleo o resinas. También es el caso de la utilización de cremas, maquillajes, aceites e incluso filtros solares (acné cosmético).

Acné iatrogénico: Tiene origen como consecuencia de los efectos secundarios de determinados fármacos (RAM). El ejemplo típico es el de los corticosteroides (acné esteroideo), pero puede ser producido por otros fármacos como anabolizantes y androgénicos, bromuros, glucocorticoides, yoduros, isoniacida o anticonceptivos orales.

Acné rosácea: Aunque se ha considerado como una forma de acné durante mucho tiempo, las características clínicas y anatomo-patológicas son suficientemente propias como para considerarlo una entidad a parte, la rosácea.

Acné quístico: Se trata de la forma más grave de acné con espinillas, pápulas y pústulas y, en especial, nódulos inflamatorios, abscesos dolorosos endurecidos y quistes con costras ocasionales que pueden llegar a sangrar.

Esperamos que con este artículo hayáis conocido mejor a este enemigo de los los rostros limpios y tersos.

 

Related Post

Publicado en Estética Etiquetas: , , , , , , , , ,