El aire de casa podría ser muy contaminante.

productos-de-limpiezaEn casa usamos habitualmente productos que contienen una alta cantidad de sustancias químicas que podrían ser perjudiciales para la salud. Aerosoles, ambientadores, detergentes, productos de limpieza o perfumes entre otros, hacen que el aire de casa sea muy contaminante.

La Fundación Vivo Sano ha presentado una guía llamada Hogar sin tóxicos. Mediante este “manual”, pretenden informar a los ciudadanos de los productos que podrían ser perjudiciales o tóxicos, así como de las enfermedades que estos productos pueden producir mientras nos presentan alternativas caseras sencillas y saludables como el bicarbonato o el vinagre. Todo ello, de una forma sencilla y didáctica, para que, entre toda la familia se consiga un hogar más saludable.

Carlos de Prada, el autor de esta guía, es un experto en temas medioambientales y durante una rueda de prensa ha explicado que en los hogares actuales hay una gran concentración de contaminación química, debida principalmente a los productos de limpieza, de higiene corporal y los barnices y pinturas que encontramos en casa.

Aunque estos productos pasan controles de calidad y contaminación, el autor afirma que no hay un control exhaustivo de los mismos o de cómo pueden afectar al organismo a parte de las pruebas dermatológicas. Es decir, pueden evaluar si un producto causa dermatitis en la piel, pero no evalúan otros efectos nocivos para la salud. Si a esto añadimos que las etiquetas informativas que encontramos en los envases de estas sustancias son complejas o no suficientemente informativas, nos encontramos con lo que puede llegar a ser un problema.

También apunta que en Europa se han prerregistrado 143.000 sustancias químicas que introducimos en el hogar a través de los productos de limpieza. De estas sustancias, de tan sólo el 1% han sido evaluados los efectos para la salud o para el medioambiente.

Según la Fundación Vivo Sano, el aire que respiramos en casa puede llegar a contener hasta diez veces más sustancias contaminantes que el aire de una calle céntrica de una gran ciudad.

De hecho, tras las fragancias de los productos que usamos en el hogar, podemos encontrar miles de sustancias y, algunas de ellas, podrían causar problemas para la salud.

Hace un año, la Fundación  Vivo Sano lanzó una campaña que compartía el nombre “hogar sin tóxicos”. Entre sus objetivos, planteaban prohibir el bisfenol A de todos los materiales que estén en contacto con alimentos por la vinculación de esta sustancia con problemas de salud, ya sea en botellas, latas o envases de plástico.

La población más vulnerable a estas sustancias son las embarazadas y los niños, aunque prácticamente toda la población lleva contaminantes en la sangre debido a que las sustancias tóxicas están muy extendidas.

Aún así, existen alternativas más naturales y saludables a los productos que contienen sustancias tóxicas. Entre ellas, el autor de la guía destaca el bicarbonato, el limón y el vinagre para limpiar la casa. Además, el bicarbonato sirve para absorber olores y contaminantes.

Así, nos aconsejan reducir el empleo masivo de productos con sustancias químicas, usándolos lo justo y necesario, para así, evitar enfermedades como el asma o el cáncer. Pero para ello, primero hay que concienciar a la gente de la cantidad de contaminantes que se hayan en el aire de la casa sin que ni siquiera nos demos cuenta.

Related Post

Publicado en Salud Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,