El Colesterol Bueno y El Colesterol Malo

legumbres-corazonEl colesterol es un lípido, es decir, un tipo de grasa, que puede encontrarse en los tejidos corporales. Éste está involucrado en una gran cantidad de importantes procesos fisiológicos como los digestivos o la sintetización de hormonas.

Las mayores concentraciones de colesterol suelen encontrarse en el cerebro, la médula espinal, el hígado y el páncreas y, aunque en altas concentraciones puede resultar perjudicial, se trata de una sustancia esencial a la hora de crear la membrana plasmática encargada de regular la entrada y salida de las sustancias a nivel celular.

Muchas veces, asociamos connotaciones negativas a la palabra colesterol como problemas cardiovasculares u obesidad, pero lo cierto es que se trata de un elemento muy necesario para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por ello, lo mejor es conocerlo, entenderlo, saber qué es, cómo funciona y en qué medida puede llegar a ser perjudicial para nuestra salud.

El colesterol bueno y el colesterol malo

El aumento de los niveles de colesterol supone unos riesgos para nuestra salud. Pero lo cierto es que existen dos tipos de colesterol: El colesterol bueno, o HDL de alta densidad y el colesterol malo, o LDL de baja densidad.

En el caso del colesterol bueno HDL, se recomienda que sus aumentos sean elevados en nuestro organismo, ya que ayuda a sintetizar el colesterol malo. El de tipo LDL, suele acumularse en las arterias, dificultando el tránsito de oxígeno a través del flujo sanguíneo, lo que afecta negativamente al trabajo del cerebro y, sobre todo, del corazón.

La acumulación de grasas en nuestros vasos sanguíneos es denominada arteriosclerosis, y trae consigo un elevado riesgo de sufrir un infarto.

Para mantener a raya el colesterol LDL, lo más importante es mantener una dieta equilibrada en la que el consumo de grasas no supere el 30%.

Como dato curioso, cabe destacar que la mayor parte de nuestro colesterol es generado por nuestro propio organismo. Para balancear el porcentaje restante, podemos recurrir a realizar actividades sanas y hábitos saludables.

Aumentar el colesterol bueno, por otro lado, contrarresta los efectos negativos del malo. El colesterol HDL se encarga de conseguir la oxidación y la acumulación.

Related Post

Publicado en Salud Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,