El daltonismo

daltonismoEl daltonismo es un trastorno de la visión que consiste en confundir o no percibir algunos colores. Debe su nombre en honor al físico que lo describió y que no podía distinguir el color rojo del verde. Aunque es muy corriente que se use el mismo nombre para otros trastornos de la visión de los colores.

En la retina se encuentran unas células que por su forma se llaman conos. Hay tres tipos de ellas y cada una tiene en su interior un pigmento distinto, que son sensibles a distintos colores, azul, verde y rojo. Éstos son los tres colores fundamentales, puesto que al mezclarlos en proporciones distintas, se obtienen todos los demás. Los rayos de luz se propagan formando ondas y, dependiendo de la longitud de éstas, son captados en más o menos cantidad por una o más clases de conos, descomponiendo el pigmento de su interior. Esto provoca que unos cambios eléctricos que el nervio óptico conduce a unos centros neurálgicos del cerebro, cuyas neuronas los interpretan y originan la visión del color. Si los rayos luminosos son captados por un solo tipo de cono, se percibe el color al que es sensible su pigmento, y si los captan varios, el que resulta de la mezcla entre las proporciones captadas por cada uno de los conos.

El daltonismo se produce por la falta de alguna clase de conos, o en casos leves, la dificultad para que capten los rayos de luz. Es mucho más habitual que estén afectados los conos que tienen el pigmento sensible al rojo o al verde que los que lo tienen sensible al azul. El motivo suele ser la alteración de los genes que dirigen el desarrollo de los conos, por lo que se padece ya desde el nacimiento, afecta a ambos ojos, y es permanente.

Otra causa, aunque menos frecuente, puede ser alguna enfermedad de la retina, del nervio óptico o de los centros cerebrales de la visión, en cuyo caso, el defecto suele afectar a un solo ojo, y puede desaparecer.

El daltonismo que confunde el color rojo y el verde es hereditario y es debido a una anomalía en el cromosoma X. Es a su vez mucho más frecuente en el sexo masculino, ya que en este sólo hay un cromosoma X, mientras que en el femenino hay dos, y aunque haya uno dañado, el normal compensa este defecto. Este trastorno lo transmiten las mujeres a sus hijos varones si reciben su cromosoma X “defectuoso”, pero si sus hijas lo reciben, no lo sufrirán, ya que poseerán el normal procedente del padre. Las mujeres lo padecerán sólo si tienen los dos cromosomas X con la anomalía, uno procedente de la madre, y el otro del padre.

El defecto que confunde el azul y el amarillo es muy poco frecuente y se presenta igualmente en los dos sexos, ya que los genes alterados se encuentran en un cromosoma no sexual.

Related Post

Publicado en Salud Etiquetas: , , , ,