El gazpacho, un aliado para la presión arterial.

gazpacho
Si batimos pan, tomate, pepino, pimiento, ajo, sal, aceite de oliva y vinagre, y le añadimos un poco de agua fría, conseguimos esta deliciosa sopa que llamamos gazpacho. Se ha convertido en uno de los grandes símbolos de la dieta mediterránea y es especialmente recomendado en verano para recuperar minerales y refrescarnos. Pero es que además, a nuestro organismo y más concretamente a nuestra presión arterial, le viene muy bien consumirlo. Según un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), tomar gazpacho de forma habitual podría contribuir a disminuir la presión arterial. De hecho, el consumo de los principales ingredientes naturales del gazpacho por separado ya se relacionan con una reducción de la presión arterial.

Los componentes del gazpacho contrarrestan la presencia de sal

La hipertensión arterial es una patología que afecta a un 25% de la población adulta y es el principal factor de riesgo de los infartos miocárdicos y cerebrales.

El nuevo estudio ha evaluado el efecto del consumo de gazpacho en 3.995 individuos del estudio PREDIMED, que analiza los efectos de la dieta mediterránea sobre la prevención de los eventos cardiovasculares en una población de alto riesgo.

La investigación ha observado por primera vez que consumir gazpacho con frecuencia “es igualmente beneficioso y puede disminuir la hipertensión arterial”, según Alexander Medina-Remón, uno de los autores del estudio, que se publica en Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases. Según los resultados, el riesgo podría disminuir hasta un 27%.

Y eso pese a la sal. La profesora Rosa M. Lamuela, coordinadora del estudio, reconoce que el efecto protector del consumo de gazpacho en la presión arterial ha sido un resultado, en parte, inesperado, “dado que el gazpacho contiene sal, que es uno de los ingredientes restringidos para el control de la presión arterial”.

El balance entre sus compuestos y la sal hace que el producto sea cardiosaludable

Los resultados del análisis describen que la presión arterial de los consumidores de gazpacho es inferior a la de los no consumidores, “posiblemente porque los componentes bioactivos del gazpacho contrarrestan el posible efecto del consumo de sal”, explica.

El balance final entre los compuestos bioactivos del gazpacho y su contenido en sal hace que el producto sea cardiosaludable. “Al final prevalece el efecto positivo de todos los ingredientes que pueden disminuir la presión arterial por encima del efecto que podría tener la sal”, precisa Medina-Remón.

Vía 20Minutos.

Si quieres tomar un gazpacho diferente, te recomendamos el Gazpacho de frambuesa, melocotón y tomate.

Related Post

Publicado en Alimentación, Salud Etiquetas: , , , , , ,