El tabaco sin humo también perjudica la salud.

La prohibición general de fumar han hecho nacer o renacer otras formas de consumo de tabaco. Se considera tabaco sin humo aquellos productos entera o parcialmente elaborados a partir de hoja de tabaco y que pueden ser fumados, chupados, mascados o inhalados, bajo la forma de polvo, chicles, pastillas, tiras o palillos, así como de cigarrillos electrónicos, entre otros.

Serán distintos, podrán parecer inocuos, pero el tabaco sin humo también destruye la salud. Lo advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS), que asegura que este tipo de consumo está alcanzando proporciones epidémicas.

El tabaco sin humo se está convirtiendo en una epidemia en algunas partes del mundo“, sostiene el experto Vijay Trivedi, coordinador de la Secretaría de la OMS que desde Ginebra gestiona la convención que se inicia este lunes en Seúl.

Un informe de la OMS calcula que estos productos son utilizados por un 27% de hombres adultos y un 9% de mujeres adultas a nivel mundial. Entre los más jóvenes, el 15% de chicos y el 7% de chicas consumen algún tipo de tabaco sin humo.

En Canadá se han lanzado desde 2009 veinte nuevos productos de tabaco sin humo y sus ventas han aumentado un 10% en los últimos cinco años.

Nueva forma, nueva epidemia

Según Trivedi, el tabaco que no genera humo “contiene muchos ingredientes que son muy nocivos y (su consumo) está aumentando realmente en proporciones epidemiológicas en ciertas partes del mundo, sobre todo en el sur de Asia y África”.

Este experto reconoce que el problema es muy complejo porque estos productos adoptan numerosas formas y prácticamente están hechos a medida del consumidor, pero subraya que la rápida expansión de su uso confiere un “sentido de urgencia” a la necesidad de tomar medidas para atajar el problema.

Para la OMS, el tabaco sin humo es una causa importante de enfermedad, discapacidad y muerte en países donde su utilización es elevada. A ese respecto, se cita un estudio publicado este año en India y que revela que la mortalidad por cáncer bucal entre los consumidores de chicle con tabaco y nicotina es cinco veces superior que en las víctimas de la misma enfermedad que nunca han usado este producto.

La nicotina contenida en estas formas de tabaco es responsable de su propiedad adictiva, además de otros ingredientes de carácter tóxico y cancerígeno.

Artículo original.

Related Post

Publicado en Psicología, Salud Etiquetas: , , , , , , ,