En Canadá, la vacunación contra la gripe es obligatoria para profesionales sanitarios.

Las autoridades sanitarias de Canadá han cortado por lo sano y para proteger a los pacientes, todos los trabajadores de salud deben vacunarse contra la gripe.

Cada temporada, el 20% de los trabajadores de la salud padece gripe y muchos de ellos pueden diseminar el virus a los pacientes. Ya es hora de que todas las personas que trabajan en una institución de atención de salud se vacunen. Así lo señala un editorial del Canadian Medical Association Journal.

En Canadá, cada año hay aproximadamente 20.000 hospitalizaciones relacionadas con la gripe y se calcula que entre 4.000-8.000 muertes pueden ser atribuidas a la enfermedad. Sin embargo, el 55% de los médicos no se vacuna contra la gripe y pone a los pacientes en riesgo de enfermedad y muerte.

El editorial sostiene que la vacunación contra la gripe para los trabajadores de salud debe ser obligatoria, aunque podría haber excepciones por razones médicas o religiosas. «Se necesita una tasa de vacunación por encima del 90% para prevenir los brotes en los hospitales».

Los estudios confirman que para interrumpir la transmisión de gripe en los centros sanitarios sería necesario vacunar al 80% de sus profesionales. Tal es la importancia de ello, que de hecho, dentro delPrograma Healthy People, diseñado para mejorar la salud de toda la población de EE.UU., los responsables de salud pública del gobierno americano se han marcado como objetivo para 2020 lograr una cobertura del 90% en personal sanitario.

España

Sin embargo, en España sólo uno de cada cuatro profesionales de centros sanitarios se inmuniza frente a este virus. Con el fin de mejorar la situación en España y alcanzar unas cifras óptimas de cobertura que permitan proteger tanto a los profesionales como a sus pacientes, 20 Sociedades Científicas y Asociaciones profesionales han elaborado el I Consenso sobre Vacunación frente a la Gripe en el Profesional Sanitario, en el que se recogen los datos de las investigaciones y estudios que avalan las recomendaciones de vacunación en el personal sanitario y los trabajadores de centros de servicios de salud o asistenciales.

Según explicó su coordinador, Juan José Picazo, de la Sociedad Española de Quimioterapia, «son muchas las razones por las que un profesional de centro sanitario debería vacunarse contra la gripe; entre ellas, por nosotros mismos, porque tenemos hasta un 60% más de probabilidades que el resto de la población de contagiarnos del virus gripal, y porque como profesionales tenemos la responsabilidad de velar por su salud y tomar las medidas oportunas para ello».

Absentismo

De acuerdo con el documento, un sanitario vacunado reduce su riesgo de padecer gripe entre el 68% y el 90% y los días de absentismo laboral hasta en un 40%, un aspecto que Piedad del Amo, de laAsociación Nacional de Medicina del Trabajo en el Ámbito Sanitario (ANMTAS), considera importante. «Debemos evitar el absentismo provocado por la gripe, el cual podría comprometer la asistencia clínica en los centros sanitarios por falta de personal». Por ello, la vacunación no sólo está indicada para personal médico y de enfermería, sino «para todo el personal que esté en contacto con pacientes de cualquier centro donde se brinde asistencia sanitaria o transporte, o donde residan personas incluidas en los grupos de riesgo, desde técnicos o celadores hasta cuidadores o personal de limpieza», concreta.

Aumentar los porcentajes no es sólo una cuestión española, sino una preocupación universal, tal y como demuestran las cifras objetivo propuestas por EE.UU. y Canadá. «Nuestras escuelas nos han mostrado el camino -añade el documento publicado en la revista canadiense-. Durante los brotes de sarampión, se prohibió el acceso a las escuelas a los niños y personal no vacunados. Ha llegado el momento que las instituciones de atención de salud exijan que todos los trabajadores de la salud se vacunen. La vida de nuestros pacientes depende de este cambio».

Ejemplo para la sociedad

Los sanitarios vacunados son hasta tres veces más proclives a recomendar esta medida a sus pacientes y les proporcionan mayor información. «La propia vacunación aporta confianza en esta medida preventiva -subraya el profesor Picazo-, y ante la recomendación del médico, el 83% de los pacientes se vacuna».

Artículo original.

Related Post

Publicado en Salud Etiquetas: , , , , , ,