En otoño aumentan las urgencias pediátricas por asma

 Niño en el pediatra  Los cambios de temperatura frecuentes al inicio del otoño multiplican el número de visitas de niños asmáticos a urgencias, según alerta la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP), dado que “la humedad y los cambios de temperatura hacen que haya una mayor exposición a los virus, los ácaros de polvo y los hongos aerógenos”.

   Así lo ha asegurado el doctor Javier Torres, alergólogo pediátrico del Hospital Reina Sofía de Córdoba y coordinador del grupo de alergia respiratoria de SEICAP.

   De hecho, un estudio publicado en junio por la revista ‘Allergy and Asthma Proceedings’ mostraba como “los mayores episodios de sibilancias (pitos) y tos debidos a una infección viral respiratoria se producen con los cambios de clima o de estación”, siendo los niños con asma los más afectados por estos factores desencadenantes y los que tardan más tiempo en recuperarse de un virus.

   Los niños con asma de origen alérgico tienen una mayor hiperreactividad bronquial y unas vías aéreas más sensibles con lo que tienen más probabilidades de desarrollar crisis de asma en esta época, según indica este especialista.

   Otra de las causas que hacen aumentar el riesgo es la suspensión de la medicación preventiva durante el verano debido a la ausencia de síntomas. “Los alergólogos pediátricos aconsejamos esta interrupción pero también advertimos de que es importante retomar la medicación con la llegada del otoño, incluso antes de que cambien las temperaturas”, ha explicado Torres.

   Las mayores visitas a urgencias por crisis de asma se producen en las semanas posteriores al inicio del colegio. Los primeros en requerir atención urgente son los niños en edad escolar, después los adultos y los hermanos pequeños.

   En esta época también son frecuentes los resfriados y a menudo son confundidos con alergia. “Las crisis de asma de origen alérgico vienen causadas por una mayor exposición a alérgenos como los ácaros de polvo o los hongos aerógenos y entre sus síntomas se incluyen la congestión, los estornudos o sibilancias, pero en ningún caso fiebre, que es lo que provocan los resfriados”, ha aclarado Javier Torres.

   La rinitis alérgica es otro de los síntomas que además suele acompañar siempre al niño asmático, según una revisión del Informe ARIA publicada en el número de octubre de la revista ‘The Journal of Allergy and Clinical Immunology’.

   Para evitar estas crisis de los niños con asma de origen alérgico los alergólogos pediátricos aconsejan “evitar los cambios bruscos de temperatura en la medida de lo posible, mantener la casa con una humedad menor del 50 por ciento y una temperatura en torno a los 20º“, indica el doctor Torres.

   Además es importante realizar una correcta limpieza de la casa en ausencia del menor y no usar alfombras ni objetos que puedan acumular polvo.

Extraído de: http://www.europapress.es/salud/noticia-cambios-temperatura-otono-provocan-aumento-urgencias-pediatricas-asma-20121011131126.html

Related Post

Publicado en Hijos, Salud Etiquetas: , , ,