Errores que se cometen a la hora de hacer dieta

dietaLlega el calor y hay quienes quieren lucir silueta, para lo que recurren a dietas de última hora. Lo más importante para que una dieta sea efectiva es llevarla a cabo hasta el final, y aprender ciertas pautas durante el transcurso de la misma que nos ayudarán a no recuperar lo perdido. Sin embargo, lo habitual es encontrar a gente que se encuentra a dieta durante largos periodos de tiempo, y muchas ocasiones, puesto que siguen teniendo sobrepeso. La causa de que esto sea así la encontramos en ciertos errores que se cometen a la hora de hacer dieta.

Uno  de los primeros errores que se cometen es la elección de la dieta. Y es que las dietas deben estar pensadas específicamente para el individuo. Por ello, debemos acudir a un especialista que tenga en cuenta nuestras características personales y nuestro metabolismo para llevar a cabo la dieta adecuada ya que, si vamos cambiando de dietas, o éstas no son apropiadas, nuestro metabolismo se puede ralentizar, aumentando así los niveles de cortisol, ansiedad y estrés, así como la tendencia a almacenar grasa.

Otro fallo muy habitual es querer perder la mayor cantidad de peso en el menor tiempo posible.  Por mucho que lo deseemos, las pérdidas exprés no son buenas para nuestra salud. Dependiendo de cada persona y su metabolismo, la media de pérdida de peso saludable y eficaz ronda 1 kilo a la semana, llegando a 1,5 Kgs si realizamos alguna actividad física. Una pérdida superior de peso podría desembocar en un efecto rebote o a perder principalmente agua y masa muscular.

Es importante hacer cinco comidas al día, con una diferencia de entre tres o cuatro horas entre ellas.  Esto favorece a aumentar el gasto metabólico, nos ayuda a evitar la ansiedad y hace que lleguemos con menos hambre a la siguiente comida. También, al necesitar ingerir menos cantidad de alimento, nuestro estómago no se “ensancha”, produciendo una reducción paulatina en el apetito.

No hay que excluir grupos alimenticios. No debemos prescindir ni de las proteínas, ni de las grasas ni de los hidratos de carbono, sino reducir la ingesta de algunos alimentos y aumentar la de otros. Respecto a los alimentos placenteros, como el chocolate, es mejor reservarlos para las excepciones del fin de semana, para que disminuyamos los niveles de ansiedad y la sensación de sacrificio.

No hay que comer lo mismo todos los días. Si no variamos nuestra dieta, nos aburriremos antes y no la terminaremos. No sólo la pechuga de pollo a la plancha y la ensalada son comidas saludables. Existe una gran variedad de alimentos y formas de cocinar alternativas que nos pueden ayudar a llevar una dieta sana, creativa e incluso divertida.

correr-por-la-playaPero no nos debemos olvidar del ejercicio. Para adelgazar, debemos consumir más calorías de las ingeridas para que nuestro cuerpo tenga que recurrir a las reservas de grasa para obtener energía. Por tanto, al estar a dieta se reduce el aporte energético, pero cuando ésta termina, o durante la misma para favorecer esa pérdida de peso, hay que ayudarse de actividad física para aumentar el gasto calórico. Además, todos sabemos los beneficios que nos brinda el hacer ejercicio.

El agua durante las comidas no sólo no engorda, de hecho aumenta los niveles de saciedad al desnaturalizar el alimento a la hora de metabolizarlo. También ralentiza nuestra digestión, lo que incide directamente en los niveles de acidez de nuestro estómago. Por lo que eliminar el agua de las comidas no es que no sea beneficioso, es que es perjudicial, al ser indispensable en la ingesta.

No hay que abusar de los alimentos light, puesto que aunque su aporte calórico sea menor, se tiende a consumirlos en mayor cantidad, igualando al final el aporte calórico del alimento original.

Si cenamos fruta, que sea sóla. Si bien es cierto que la fruta nos aporta mucha agua y vitaminas, hay que ser consciente de la cantidad de azúcares simples que aportan. Éstos se digieren rápidamente y proporcionan una energía innecesaria justo a última hora del día, cuando menos la necesitamos. Por ello, se recomienda comerlas solas para absorber mejor los nutrientes, o media hora antes de la comida para aprovechar su efecto saciante.

cuidar-la-dieta

Tampoco debemos de obsesionarnos con la dieta. Hay que ser pacientes y no esperar adelgazar cuanto antes mirando la báscula constantemente. La pérdida de peso es progresiva, y aunque en ocasiones se pese más que el día anterior, puede que sea debido a un aumento en la ingesta de agua, o incluso por otros motivos del propio metabolismo. Lo idóneo es pesarse una vez a la semana y siempre a la misma hora.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad y, si te apuntas a la operación bikini, lo hagas de una forma sana y sin sufrir los errores que se cometen a la hora de hacer dieta.

Related Post

  • Dulce

    De las peores cosas creo que es el que haga uno dieta y no te ayude un doctor o que la hagas de repente y luego ya no sigas comiendo bien, yo probé la dieta de los tres días y me ha servido muy bien porque la sigues y no es muy difícil y al final no te dan antojos ni nada así que puedes seguir comiendo sano.

Publicado en Alimentación, Estética, Salud Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,