Jugar a videojuegos fortalece partes del cerebro

jugar-video-juegos

Un nuevo estudio ha encontrado una asociación positiva entre la cantidad de tiempo dedicado a jugar con videojuegos y el espesor de ciertas áreas del cerebro. Los resultados, que se han publicado en la revista PLOS ONE, representan una razón biológica para las mejoras en la cognición que se ya se habían encontrado previamente con los videojuegos.

Los videojuegos son muy populares, especialmente entre los adolescentes y el mundo del juego se vuelve cada vez más sofisticado cada año. Jugar, sin embargo, se ha visto con preocupación entre muchos padres, profesores y políticos, especialmente con respecto a los juegos violentos que, a veces, se han asociado con efectos adversos en el comportamiento de algunos usuarios. Pero, ¿es tan malo ? En resumen, no. Como ya sabemos, existen efectos positivos que los videojuegos puede tener sobre la función cognitiva.

Estudios previos han encontrado que jugar videojuegos con frecuencia puede mejorar ciertas habilidades visuales y participar en los videojuegos de estrategia también puede mejorar la memoria y el razonamiento. Aunque hay muchos estudios que demuestran los beneficios de los videojuegos en la cognición, ¿cómo encajan con lo que está pasando en el cerebro? Con la esperanza de arrojar luz sobre esto, un equipo de investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética para escanear los cerebros de 152 adolescentes de 14 años de edad. Las exploraciones se utilizaron para estimar el grosor cortical.

Después de controlar por edad y sexo, el equipo encontró una correlación positiva entre las horas jugadas con videojuegos y el grosor cortical de dos áreas del cerebro. Estas fueron la corteza prefrontal dorsolateral izquierda (córtex prefrontal dorsolateral) y los campos oculares frontales izquierdo (FEFS). El córtex prefrontal dorsolateral está implicado en la toma de decisiones y la planificación estratégica y los FEFS son importantes para el movimiento de los ojos y la asignación de atención viso-espacial . Ambas áreas tienen, por tanto, una amplia participación en los procesos importantes para jugar a videojuegos . El equipo no encontró ninguna reducción cortical en asociación con los videojuegos.

Por tanto, estos datos sugieren una razón biológica para corroborar los efectos positivos observados previamente en la cognición que los videojuegos pueden otorgar. Los científicos sugirieron una continuación de esta investigación que podría considerar los géneros específicos de juego, ya que no se tuvo en cuenta en este estudio en particular . Quién sabe, tal vez jugando Call of Duty puede ampliar estas áreas del cerebro en mayor medida que la FIFA.

Lo que no quita que debamos establecer ciertos límites con los videojuegos.

Related Post

Publicado en Hijos, Psicología, Salud Etiquetas: , , , ,