La cifosis

Curvatura de la columna vertebralLa cifosis consiste en una curvatura convexa excesiva de la columna vertebral hacia atrás, que forma la deformidad comúnmente conocida como “chepa” o “joroba”.

La región dorsal a la que suele afectar está de forma habitual curvada en la misma forma, por lo que se considerará anormal cuando su pronunciación sea superior a 45 grados.

Al estar curvadas de forma opuesta, es muy difícil encontrar cifosis en la columna cervical o lumbar. La curvatura hacia delante de éstas se denomina lordosis.

La cifosis puede tener varias causas.

  • Puede observarse desde el nacimiento si viene dada por malformaciones en el desarrollo de las vértebras.
  • Si las vértebras son frágiles por alguna alteración del hueso tal como la osteoporosis, un tumor o una infección, pueden producirse fracturas en algunas vértebras sanas. También pueden ocurrir las fracturas a causa de traumatismos en las mismas.
  • En ocasiones, la vértebra adopta una forma de cuña al hundirse la parte delantera, provocando también esta curvatura. Suele ocurrir por una enfermedad que se cree que está relacionada con el crecimiento de los huesos durante la adolescencia.
  • Hay veces que los discos que hay entre las vértebras se deforman o cambian su posición, generando así la curvatura excesiva.
  • La debilidad de los músculos o ligamentos que sostienen la columna pueden generar una pérdida de la estabilidad de la misma.
  • En la infancia y en la adolescencia sobre todo, la curvatura anormal suele aparecer por adoptar frecuentemente malas posturas tanto a la hora de sentarse, como de caminar. No obstante ésta deformidad, llamada actitud cifótica, suele desaparecer al corregir la postura.

Para apreciar mejor los efectos de la cifosis, es recomendable mirar de perfil y sobre todo, doblar el tronco hacia adelante. A parte de la posible existencia de dolor y rigidez normalmente localizados bajo o sobre la curvatura, tanto hombros como omóplatos suelen estar a distintas alturas.

Cuando la deformidad es muy pronunciada, es habitual incluso la aparición de ahogo e insuficiencia respiratoria.

Su aparición es normalmente en las vértebras dorsales, aunque hay veces que puede afectar a las primeras vértebras lumbares.

Si la curvatura se curva además lateralmente, se conoce como cifoescoliosis.

Si se trata de una cifosis fija, lo más importante es evitar que aumente. Existen para ello unos ejercicios indicados para fortalecer determinados músculos.

También se pueden encontrar unos corsés ortopédicos para ayudar a corregir la deformación.

Hay ocasiones en las que la corrección requiere una operación y, en algunos casos, se inyecta una masa para corregir la deformidad de las vértebras que han sido aplastadas.

Publicado en Estética, Salud Etiquetas: , , , , , ,