La crisis aumenta el número de personas que sufren obesidad

¿Cuántas veces se escribe la palabra crisis al cabo del día? Son tantas porque sus consecuencias alcanzan a todos los ámbitos, también a la salud. La crisis económica ha provocado un aumento de la obesidad en el mundo. Al recurrir a alimentos más baratos, muchas familias están empezando a comer peor, a comer menos sano.

El informe Generación XXL, elaborado por IPSOS, asegura que lacrisis económica es la culpable del aumento de casos de obesidad a nivel mundial. En general, la crisis ha empujado a los consumidores a buscar productos más baratos, y, en consecuencia, menos nutritivos.

De este modo, el 17% de los encuestados reconoce que una de las principales barreras a la hora de llevar a cabo un estilo de vida más saludable es que les resulta caro. El 83% de los españoles reconoce que hoy es más difícil que nunca vivir mejor.

No es tan marcado en España, pero en el caso de Reino Unido, las ventas de carne de cordero, vegetales frescos y fruta han bajado, a favor de productos envasados como las galletas o la pizza, que han crecido en los últimos 5 años. Además, las ventas de productos orgánicos cayeron un 15% en el último año, y el 23% de los consumidores se dio de baja en el gimnasio.

Según este informe, el 63% de los españoles cree que el Gobierno debería imponer normativas para controlar alimentos poco saludables. Este porcentaje es casi el mismo en Italia (64%), pero más bajo en Alemania (43%), Bélgica (39%) o Francia (35%).

Más muertes por obesidad que por malnutrición

Unidas la crisis y nuestra vida cada vez más sedentaria, el efecto es que la obesidad crece. En Gran Bretaña, el 23% de la población es obesa y el 61% tiene sobrepeso. Para el 80% de los ingleses, la culpa del aumento de casos de obesidad infantil reside fundamentalmente en los padres, seguido de la mala alimentación o la ‘comida rápida’.

En EE UU, la obesidad afecta ya al 34% de la población y el 75% sufre de algún tipo de sobrepeso. Según el informe de IPSOS, existe una relación directa entre la obesidad y las etnias, el nivel de educación y los ingresos de sus habitantes.

Así, se ha comprobado que los afroamericanos son 1,4 veces más propensos a ser obesos que los blancos no hispanos, y que las mujeres de ingresos altos tienen menos posibilidades de serlo. También existe una correlación entre la calidad de los estudios y el estar en el peso adecuado.

Con todo, el 65% de la población mundial vive en países donde muere más gente por enfermedades relacionadas con la obesidad que con la malnutrición.

A nivel global, se consumen un 30% más de los recursos de la Tierra y, en el caso hipotético de que todos los individuos consumiesen al ritmo de Europa, harían falta 3 planetas igualespara que fuese sostenible.

Artículo original.

Related Post

Publicado en Alimentación, Estética, Psicología, Salud Etiquetas: , , ,