La diabetes infantil. Cómo detectarla y prevenirla.

Más de 30.000 niños sufren de diabetes infantil en España. Los especialistas insisten en la necesidad de prevenir y diagnosticar precozmente la enfermedad, con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra el 14 de noviembre.

Aunque la diabetes propia de la infancia es la de tipo 1, lo cierto es que cada vez se dan más casos de diabetes tipo 2 en niños. Los malos hábitos y el sedentarismo han hecho que una enfermedad que suele afectar normalmente a los adultos, afecte también a niños. En la actualidad, más del veinte por ciento de los caos diagnosticados de diabetes infantil corresponden al tipo 2.

TIPOS DE DIABETES

El organismo transforma los alimentos ingeridos en glucosa y otros nutrientes para poder ser absorbidos por el tracto intestinal tras las comidas. La glucosa pone el páncreas en funcionamiento, y a su vez, éste genera insulina, una hormona que generan de forma incorrecta las personas que sufren de diabetes tipo 2, o no pueden generar los que padecen diabetes de tipo 1.

DIABETES TIPO 1

Este tipo de diabetes es llamado también juvenil, y es la más frecuente en la infancia. Pueden aparecer sus síntomas desde las primeras semanas de vida hasta los 30 años. Pero lo más habitual es que lo hagan entre los 5 y 7 años.

¿Por qué ocurre?

Los niveles de glucosa de la sangre aumentan debido a que el organismo no es capaz de producir insulina.

¿Es hereditaria?

Pese a que está relacionada con el factor genético, sólo el 13% de los niños que padecen diabetes de tipo 1, tienen un padre o hermano con esta enfermedad.

Pese a que la enfermedad no se hereda, sí lo hace la predisposición a sufrirla.

¿Cuál es el tratamiento?

Los pequeños que sufren esta clase de diabetes, deben medir su nivel de glucosa varias veces al día y proceder a inyectarse insulina de forma subcutánea. Es importante también seguir una dieta especial confeccionada por el especialista.

¿Cómo detectarla?

El estilo de vida no influye a la hora de evitar la enfermedad y la única prevención que se puede llevar a cabo es tratar de diagnosticarla lo antes posible para así, evitar daños en el organismo.

Para diagnosticarla, es importante que los padres estén atentos a una serie de señales en su hijo.

  • Orina con frecuencia y en mayor cantidad. Puesto que el exceso de glucosa en el organismo es eliminado a través de los riñones, aumenta el volumen de orina.
  • Más sed de lo habitual. Al orinar en exceso, el niño necesita beber más para no deshidratarse.
  • Adelgaza de forma injustificada pese a que tiene buen apetito.
  • Cansancio permanente.

DIABETES TIPO 2

Este tipo de diabetes se considera como adulta, puesto que aparece como consecuencia de los malos hábitos, dietéticos sobre todo.

¿Por qué ocurre?

En este caso concreto, el organismo puede producir insulina, pero no responde correctamente a ella. Esto se conoce como resistencia a la insulina. Como consecuencia, el pancrias se colapsa y n o puede mantener los niveles normales de azúcar en la sangre.

¿Es hereditaria?

Existe un importante componente genético a la hora de sufrir esta enfermedad. Entre el cincuenta y el ochenta por ciento de los niños con diabetes de tipo 2 tienen al menos un progenitor con esta enfermedad.

¿A quién afecta?

La mayoría de los casos de niños que sufren diabetes de tipo 2 son obesos y tienen hábitos sedentarios. El exceso de grasa dificulta la capacidad del organismo de responder ante la insulina.

¿CÓMO PREVENIRLA?

Aunque pueda existir una cierta predisposición, ya hemos visto que este tipo de diabetes está muy relacionada con la dieta.

Os damos unos consejos para ayudar a evitarla.

  • Tomar alimentos frescos y naturales. En la dieta diaria no pueden faltar alimentos bajos en calorías, pero ricos en nutrientes como frutas y verduras, cereales integrales y proteínas saludables como las legumbres, el pescado y carnes magras.
  • Evitar comida rápida y dulces. El consumo de platos precocinados como las pizzas, los nuggets, etc. o snacks como las patatas fritas de bolsa, fritos, bebidas azucaradas, bollería industrial, dulces, etc. deben ser reducidos al mínimo.
  • Hacer ejercicio. Los especialistas aconsejan disminuir el tiempo que los niños dedican a ver la televisión, navegar por internet o jugar con videojuegos, al mismo tiempo que se les anima a practicar ejercicio, no sólo deporte, sino también juegos al aire libre, paseos y excursiones por el campo.

Related Post

Publicado en Alimentación, Hijos, Salud Etiquetas: , , , , , , ,