La importancia de la ergonomía y la higiene postural.

sentado-mala-posturaLa espalda es mucho más resistente de lo que se pensaba, y además, tiene una gran capacidad de tolerar variaciones importantes como protusiones o hernias discales, pinzamientos, artrosis, escoliosis y muchas más. Aún así, debemos tener en cuenta la importancia de la ergonomía y la higiene postural.

La ergonomía, debería ser aplicada de forma coherente y basándose en el confort, además de ser apoyada por el movimiento, para así, evitar las posturas mantenidas a lo largo de mucho tiempo.

Si analizamos la postura más utilizada, es decir el estar sentado, ya sea en el coche, en el sofá o en una silla, no sólo bastará con estar sentado en una silla ergonómica con la postura correcta, ya que, al cabo de un tiempo, el cuerpo no podrá mantener la espalda recta, debido a la fuerza de la gravedad, acabando por encoger la espalda.

Existen varias situaciones típicas que nos podemos encontrar. Como después de un corto tiempo sentados, alrededor de 10 minutos, aparece dolor de espalda. En principio no debería de tener sentido, ya que, desde un punto de vista biológico, la espalda es suficientemente robusta como para que aparezca el dolor en sólo 10 minutos. Pero el cerebro interpreta estos 10 minutos en la misma postura como un símbolo de peligro, por lo que manda un dolor “preventivo”, para avisarnos de que, de seguir así, podríamos dañarnos la espalda de seguir así, aunque no hay daño ni lesión.

También hay ocasiones en las que, después de estar sentado durante una hora, aparece el dolor de espalda. En este caso, el cerebro nos estaría avisando de nuevo, haciéndonos saber que, si no nos levantamos, acabaremos con alguna lesión. Esto provoca que te levantes, o te muevas, rompiendo la postura mantenida, haciendo que el dolor de espalda desaparezca y puedas volver a sentarte.

Si ignoramos las señales de dolor que el cerebro nos envía, y pasamos más horas sentado, el dolor acaba viniendo acompañado de daños o lesiones, del tipo de contracturas o pinzamientos lumbares. Es recomendable levantarnos cada cierto tiempo, lo que podríamos considerar una salud postural coherente.

Tampoco nos debemos de olvidar de que el confort es necesario, ya que no se ejerce la misma presión sobre las vértebras si estamos sentados en un taburete de madera, o en una silla blanda.

También debemos recordar los factores psicosociales, que también influyen en las cervicales. Si estamos insatisfechos laboralmente, o hay falta de compañerismo, etc, se crea una tensión extra que acabará afectando a la espalda.

En cuanto a los movimientos breves de la espalda que hacemos habitualmente, es decir, al ir a alcanzar un objeto, al girarnos, etc, es recomendable eliminar las barreras psicológicas que nos limitan a la hora de hacerlo, ya que no debemos tener miedo a realizar este tipo de movimientos que, normalmente, llegan a ser hasta beneficiosos por romper la rutina postural. Aunque hay una excepción, que es a la hora de levantar un objeto pesado del suelo flexionándonos por las caderas.

En resumen, no sólo es importante mantener una buena postura, sino que para evitar dolores graves en la espalda, es importante mantener una correcta higiene postural.

Related Post

Publicado en Salud Etiquetas: , , , , , , ,