La importancia del sueño en nuestros hijos

Para evitar problemas en el futuro, los expertos insisten en que los menores deberían dormir mejor y más horas.

Hay varias causas que influyen en la calidad del sueño de nuestros menores como los hábitos familiares, el ajetreo o características genéticas.

La edad determina las horas de sueño necesarias. Un bebé duerme unas 16 horas, mientras que los niños de entre 3 y 5 años unas 11 y los de 10 a 12, 10. A partir de los 18, basta con dormir 9 horas.

Mientras dormimos se produce una repetición y reorganización de la actividad neuronal del día anterior, por lo que si nos acostamos poco después de haber aprendido algo nuevo, lo recordaremos más fácilmente en los días sucesivos.

Hay estudios recientes que indican que los menores que duermen las horas recomendadas rinden más en la escuela mostrando una mayor capacidad intelectual y de memoria, pudiendo desarrollar el lenguaje, por ejemplo, de forma más rápida.

Related Post

Publicado en Hijos, Salud Etiquetas: , , ,