La insuficiencia cardíaca

insuficiencia-cardiacaLa insuficiencia cardíaca consiste en la incapacidad del corazón para suministrar al organismo la cantidad de sangre necesaria en las diversas situaciones.

Las causas más frecuentes son las siguientes:

Debilidad del músculo cardíaco.

Puede suceder porque hay una zona destruida por falta de riego sanguíneo, dando lugar a un infarto, o sus fibras están alteradas por infecciones, lo que se conoce como miocarditis. El abuso de alcohol, la diabetes, el hiper o hipotiroidismo, depósito de grasa, anomalías genéticas o incluso algún origen desconocido puede causarla también.

Alteraciones de las válvulas.

Si las válvulas cardíacas no se abren bien, el corazón tiene que hacer más fuerza para que la sangre pase, causando estenosis. Si por el contrario, no cierran bien, parte de la corriente sanguínea retrocede tras pasar por ellas.

Presión arterial alta.

La presión arterial excesivamente alta obliga al ventrículo izquierdo a esforzarse para expulsar la sangre a la arteria aorta, que es la que la distribuirá por todo el cuerpo.

Enfermedades pulmonares crónicas.

En este caso, es el ventrículo derecho el que tiene que sufrir un esfuerzo extra para que la sangre llegue a los pulmones para oxigenarse.

Alteraciones del ritmo cardíaco (arritmias).

Si el ritmo es rápido, se conoce como taquicardia, y el corazón no tiene tiempo de llenarse de sangre, por lo que las contracciones pueden ser débiles.

Alteraciones del pericardio (membranas que rodean el corazón).

Si entre estas membranas existe un derrame, o están engrosadas, dificultan que el corazón se dilate para llenarse de sangre.

La insuficiencia cardíaca se suele producir progresivamente, ya que el corazón tiene mecanismos para compensar las dificultadas. Uno de estas defensas es aumentar el grosor del miocardio para tener más fuerza. Si la compensación no fuese total, se produce una sensación de ahogo, ya que llega poco oxígeno a las células. En principio ocurriría en los esfuerzos como subir escaleras, andar, etc, pero más tarde se notará en reposo e incluso llega a impedir estar acostado.

Cuando el corazón no puede expulsar toda la sangre que llega a él, ésta se va quedando estancada en los vasos sanguíneos que la conducen hasta él, las venas, lo que aumenta la presión dentro de los capilares y produce que salga agua de la sangre que encharca los tejidos de alrededor. Si esto ocurre en los pulmones, estamos ante un edema pulmonar y empeora el ahogo, provoca tos seca, en ocasiones con expulsión de sangre y, en las piernas, produce hinchazón. La cantidad de oxígeno disminuye en la sangre estancada, por lo que el color que tiene es más azulado y se puede observar, sobre todo en los labios, dedos y orejas. Al disminuir el riego sanguíneo en los riñones, se forma menos orina, pero mejora al estar acostado, provocando que de noche se orine más cantidad.

Si la insuficiencia cardíaca se produce rápidamente, es una causa de los trastornos llamados síncope y shock, debidos a la falta brusca de llegada de sangre al cerebro. En el primero se pierde la conciencia, y el segundo causa obnubilación, debilidad general, palidez y frialdad de la piel, pulso rápido y descenso importante de la presión arterial.

Related Post

Publicado en Salud Etiquetas: , , , , , , , , ,