La luz de las pantallas es perjudicial

Las tabletas y los portátiles no son para la noche. Es decir, no son para exponerse sin más a su luminosidad en la oscuridad. Puede provocar problemas de depresión y en el aprendizaje, además de falta de sueño.

Así lo señala una investigación con ratones llevada a cabo en laUniversidad Johns Hopkins. El motivo es que tanta luz eleva los niveles de una hormona que genera estrés en el cuerpo, lo que a su vez provoca depresión y disminuye la función cognitiva.

El trabajo, publicado en Nature, muestra unas células especiales en el ojo de los ratones (llamadas células ganglionares de la retina intrínsecamente fotosensibles, o ipRGCs) se activan por la luz brillante, lo que afecta al centro cerebral del estado de ánimo, la memoria y el aprendizaje.

Ratones expuestos a la luz nocturna

Los científicos sabían que los días más cortos del invierno hacen que algunas personas desarrollen una forma de depresión conocida como “trastorno afectivo estacional” y que algunos pacientes con esta afección se beneficien del estado de ánimo de “terapia de luz”, que es la simple exposición regular a la luz brillante.

Por ello, expusieron a los ratones de laboratorio a un ciclo de 3,5 horas de luz y luego otras 3,5 horas de oscuridad, lo que demostró que, aunque no se interrumpen los ciclos de sueño de los roedores, sí provoca que los animales desarrollen ciertos comportamientos, como depresión, la falta de interés por el azúcar o no estar interesados en buscar placer.

Los animales tenían niveles elevados de cortisol, una hormona del estrés que se ha relacionado en numerosos estudios previos con problemas de aprendizaje.

“Hemos encontrado que la exposición crónica a la luz brillante, incluso el tipo de luz que hay en la propia sala de estar en casa o en el lugar de trabajo por la noche si se es un trabajador por turnos, eleva los niveles de la hormona del estrés en el cuerpo, lo que genera depresión y disminuye la función cognitiva”, explica el profesor de biología, Samer Hattar.

Los seres humanos deben tener cuidado con el tipo de exposición prolongada y regular a la luz brillante durante la noche, que es habitual en nuestras vidas, ya que puede tener un efecto negativo sobre nuestro estado de ánimo y la capacidad de aprender, según los autores, que recomiendan usar bombillas de menor intensidad.

Artículo original.

Related Post

Publicado en Psicología, Salud Etiquetas: , , , , , , ,