La oxitocina, la hormona de la infidelidad masculina.

La oxitocina es una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro. Se la conoce como la hormona del amor.

Y es que en las mujeres, la oxitocina se libera en grandes cantidades durante el parto, o cuando el bebé succiona el pezón de si madre; en ambos casos lo que hace es facilitar por tanto el parto y la lactancia

Pero se podría concluir que la oxitocina es la hormona del amor y del placer, ya que también está presente cuando se disfruta un orgasmo, tanto en hombres como en mujeres. De igual modo, cuando una persona se enamora, la hormona que aparece en su cerebro es la oxitocina.

A partir de ahora habrá que decir que la oxitocina es la hormona del amor, del placer… y de la fidelidad. Al menos en los hombres. Un estudio de la Universidad de Bonn (Alemania) ha concluido que con esta hormona los hombres se mantienen fieles a sus parejas.

Oxitocina en aerosol

Los investigadores administraron oxitocina o un placebo a través de un aerosol nasal a un grupo de varones sanos y heterosexuales. A continuación se les presentó a una mujer atractiva para estudiar su reacción. A todos ellos se les pidió que indicaran qué distancia consideraban adecuada respecto a la mujer y cuál les parecía incómoda.

Los científicos descubrieron que del conjunto de voluntarios del experimento aquellos casados o con pareja que habían recibido la hormona preferían mantenerse a una mayor distancia de la mujer en comparación con aquellos que habían recibido el placebo.

Encontraron en cambio que entre los varones solteros o sin pareja no ocurría lo mismo. Según sus autores, el estudio proporciona la primera evidencia de que la oxitocina puede tener un papel clave en la fidelidad de los hombres, como ya se había visto en animales.

Artículo original.

Related Post

Publicado en Hombre, Pareja, Psicología Etiquetas: , , , , , , , , ,