Los beneficios del café

cafeEl café es una de las bebidas que más se consume en todo el mundo. Concretamente, es la segunda detrás del agua. Imprescindible en el desayuno y tras la comida para muchos, se trata de un excelente aliado cuando necesitamos un extra de energía o mantenernos despiertos. Pero también tiene detractores. Hoy os hablaremos de los beneficios de tomar café.

Según la Fundación Española del Corazón, el consumo moderado de café (hasta 4 tazas, 300mg de cafeína), se asocia a una mayor longevidad, por lo que podemos considerar que esta bebida puede formar parte de una dieta equilibrada y saludable.

La Food and Drug Administration de Estados Unidos, clasifica la cafeína como una sustancia generalmente segura, mientras su consumo se realice de forma moderada y en adultos sanos.

Por si fuera poco, nos encontramos al café en el sexto puesto en la lista de los cincuenta alimentos con más antioxidantes, y en primer lugar como bebida. Así, podemos afirmar que protege al organismo contra la oxidación celular, reduciendo el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, más concretamente, según estudios realizados, puede reducir hasta un 25% el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2.

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, se puede hallar una relación directa entre la ingesta de cafeína y la mejora del rendimiento físico en cuanto a resistencia y reducción de cansancio se refiere. Para conseguir esta mejora, la dosis debería ser de entre 3 y 4 miligramos por cada kilogramo del individuo.

La cafeína pude moderar la fatiga central, además, así como influir sobre las tasas de cansancio, dolor y energía.

Aunque existen indicios que apuntan que la cafeína puede tener un ligero efecto diurético a corto plazo, en el transcurso de 24 horas,se ha comprobado la cantidad de orina producida tanto por aquellos que consumieron cafeína como los que no, y resultó ser similar.

Además, el 97% del café es agua, lo que lo convierte en una fuente de hidratación. La Sociedad Española de la Nutrición Comunitaria incluye al café dentro de su pirámide de hidratación saludable, como una bebida recomendada para ser consumida a diario.

Por otro lado, todos conocemos el efecto estimulante de la cafeína, pero además, se ha demostrado que provoca efectos beneficiosos para el rendimiento mental.

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), una dosis de 75 mgs de cafeína, lo que viene siendo la cantidad que contiene una taza normal de café, aumenta los niveles de atención y alerta.

Se sabe que estos efectos estimulantes, se manifiestan alrededor de 15-45 minutos tras su consumo, y su duración es aproximadamente de cuatro horas.

Los detractores del café alegan la dependencia física como uno de los defectos de esta bebida, pero lo cierto es que, si se consume el café con moderación, la cafeína no llegará a provocar dicha dependencia.

Aunque hay casos en los que se afirma que suprimir repentinamente la cafeína de la dieta puede provocar síntomas similares a los que genera el síndrome de abstinencia, pero los expertos apuntan a que estos síntomas se pueden evitar fácilmente llevando a cabo una reducción gradual del consumo de cafeína.

Existen estudios que han demostrado que el consumo moderado de café no está vinculado a un aumento de problemas cardiovasculares, algunos de ellos, incluso afirman que el consumo moderado y regular de esta bebida, puede disminuir el riesgo de padecer enfermedades de este tipo, como ataques al corazón, arritmias o hipertensión.

Según afirma la Sociedad Española de Cardiología, no existe ningún motivo para que un hipertenso controlado no pueda tomar café.

En lo que al colesterol respecta, la forma en la que el café afecta a los niveles depende mayoritariamente del método de preparación del mismo.

También podemos encontrar estudios que coinciden en que el consumo moderado de cafeína no afecta al embarazo, por lo que, según recomiendan los expertos, las embarazadas pueden seguir disfrutando de un par de tazas de café al día, aunque las autoridades sanitarias recomiendan limitar la ingesta de cafeína a 200-300 mg diarios, es decir, dos o tres tazas a lo sumo al día.

Además es importante mencionar que la cafeína, no afecta del mismo modo a todas las personas. Mientras que hay quienes experimentan problemas de sueño, en general, si la cafeína se consume por la tarde o antes de acostarse, debido al efecto estimulante del café. Para evitar esto, basta con cambiar el café normal por descafeinado por la tarde. Aunque también hay que precisar que existen otros factores externos como el ruido, la sensación de incomodidad o la temperatura que pueden afectar al sueño.

Y hablando del café descafeinado, hemos de aclarar que, aunque es cierto que algunas personas deben reducir el consumo de cafeína, para quienes es más recomendable consumir la variedad descafeinada, ha sido demostrado en numerosas ocasiones que, el café normal, tiene incluso efectos beneficiosos, como ya habréis podido comprobar en este artículo.

Related Post

Publicado en Alimentación, Salud Etiquetas: , , , , , , , , , ,