Los frutos secos, una ayuda contra el eccema.

Es de suma importancia incluir alimentos ricos en grasas esenciales y vitamina E en las dietas de niños con eccemas.

Las grasas esenciales tienen propiedades antinflamatorias mientras que la vitamina E, es un nutriente que mejora la piel descamada y seca.

Ambos compuestos se encuentran presentes en los frutos secos, por lo que ofrecer a tu hijo para merendar nueces, almendras o avellanas puede ser una gran idea.

Otros alimentos donde abundan estos nutrientes son las semillas, por lo que observarás cómo mejora el estado de su piel si espolvoreas una cucharadita de pipas peladas sobre su plato. Otra opción recomendable es comprar pan enriquecido con lino, sésamo, etc.

Related Post

Publicado en Alimentación, Hijos, Salud Etiquetas: , , , , , , , ,