Los peligros de la obesidad a los 5 años

obesidad-infantil

Según un estudio reciente que realizó pruebas en niños a lo largo de su infancia desvela que aquellos que sufren de obesidad infantil a los 5 años, tienen más tendencia al sobrepeso en los años posteriores.

Aunque existen otros estudios en la materia, éstos normalmente se han centrado en lo que se conoce como la prevalencia de la condición en una proporción de una población que se considera obesa pero durante periodos específicos de tiempo.

Por ello, el estudio del que os hablamos publicado en el New England Journal of Medicine, los investigadores realizaron un seguimiento a un grupo de 7.738 niños entre los que se encontraban niños con obesidad y otros con peso normal. El seguimiento se llevó a cabo desde 1.998 cuando estaban en la guardería, hasta 2.007. En el estudio encontraron que el 14.9% de los niños de cinco años que tenían sobrepeso en la guardería eran cuatro veces más propensos a a ser obesos casi 10 años después que los que a los 5 años mostraban un peso saludable.

A lo largo de este estudio, los investigadores midieron la altura y el peso de los niños siete veces, lo que les permitió registrar la incidencia de la obesidad casi todos los años.

En general, el riesgo de convertirse en obesos en edades posteriores disminuyó en un 5.4% durante el año de la guardería y en un 1.7% entre quinto y octavo grado en la mayoría de los niños que eran de peso normal (6.807).

Pero en el caso de los niños con sobrepeso, lo que se considera cuando tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) elevado para su grupo de edad, resultaron significativamente más propensos a padecer obesidad con el paso del tiempo. Entre los niños que se volvieron obesos entre las edades de 5 y 14, alrededor de la mitad había tenido sobrepeso, y el 75% se encontraban en un alto índice de masa corporal al iniciar el estudio.

La obesidad está relacionada con un alto riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares en adultos. Pero en niños que pasan varios años con sobrepeso u obesidad, el riesgo es todavía mayor de padecer estas enfermedades según los científicos.

El estudio destaca la dinámica entre el aumento de peso y la obesidad temprana y, los investigadores, dicen que deberían centrar esfuerzos futuros en comprender lo que contribuye a que un niño sufra de sobrepeso a tan temprana edad para evitar los problemas desde el principio. Los resultados sugieren que la educación sobre el aumento de peso y los esfuerzos de prevención de la obesidad infantil pueden tener que comenzar antes con las familias de los niños, antes de que los jóvenes se queden sometidos a una condición difícil de cambiar.

Related Post

Publicado en Alimentación, Estética, Hijos, Salud Etiquetas: , , , , ,