Mantén fuertes tus defensas.

resfriadoLos cambios bruscos de temperatura aumentan el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias como la gripe, el asma o los resfriados. El frío y la humedad provocan alteraciones en la piel e infecciones en las mucosas. La disminución en las horas de luz nos hace más propensos a sentirnos fatigados. Estos trastornos son muy habituales en esta época del año, y consiguen poner a prueba nuestras defensas. Es conveniente tener en cuenta varios factores para protegernos y fortalecer nuestro organismo.

LA DIETA JUEGA UN PAPEL IMPORTANTE

 La alimentación es primordial a la hora de fortalecer nuestro organismo contra las infecciones.

Los frutos secos.

La vitamina E es un antioxidante muy poderoso que fortalece la respuesta inmunológica, por lo que previene infecciones como los catarros y la gripe.

Podemos encontrar esta vitamina en el germen de trigo, las pipas de girasol, los aceites vegetales, la lecitina de soja, las avellanas y las almendras.

Huevo y verduras.

El alto contenido en betacarotenos, unos potentes antioxidantes que se convierten en vitamina A, de los huevos y las verduras, actúan de barrera contra las infecciones, en especial aquellas que afectan las vías respiratorias. Esto se debe a que protege las mucosas, vía de entrada de virus y bacterias.

Además de la yema de huevo y las verduras de hoja verde, puedes encontrarla en los lácteos, la zanahoria, el melocotón, etc.

citricosCítricos y tomate.

Estos alimentos tienen un alto contenido de vitamina C, que es un nutriente esencial para el mantenimiento de nuestras defensas. Un zumo de naranja por la mañana es una excelente costumbre para mantener nuestro cuerpo fuerte. Esta vitamina se puede encontrar en otros cítricos, como las mandarinas, el limón o el pomelo, y también en los kiwis y los tomates.

Minerales.

El hierro es imprescindible para mantener unas defensas a punto. Puedes encontrarlo en las carnes rojas, el hígado, las legumbres, el marisco y los frutos secos.

El zinc, por otra parte, es un antibiótico natural y lo puedes encontrar en el pescado, el marisco, el cordero, las legumbres y los cereales integrales.

El selenio es un mineral que aumenta los glóbulos blancos y puedes encontrarlo en los cereales integrales, el marisco, el pescado, la carne y la leche, por ejemplo.

El cobre tiene acción antinflamatoria, y ayuda a mantener los pulmones en buenas condiciones. Está presente en la carne de ave, los frutos secos, las verduras, y el pescado.

CALIDAD DE VIDA.

Además de cuidar la dieta, tu cuerpo necesita una serie de cuidados imprescindibles para disfrutar de una buena salud física y psicológica.

El descanso.

Es importante dormir las horas necesarias y conseguir un buen descanso. Si nos sentimos cansados y somnolientos, es señal de que no hemos descansado las horas suficientes, o de que nuestro sueño no ha sido reparador. Debemos revisar nuestros hábitos y detectar problemas como la apnea del sueño para ayudarnos a dormir mejor.

Cambios bruscos de temperatura.

Pasar bruscamente del frío al calor intenso y viceversa debilita el organismo y baja las defensas, haciéndonos más propensos a sufrir infecciones. Por lo tanto, es necesario no abusar de las calefacciones y vestirse a capas, es decir, con varias prendas superpuestas para ir quitándolas y poniéndolas en función de la temperatura.

Estrés en el trabajoEl estrés.

La tensión nerviosa debilita las defensas  y nos hace más propensos a caer enfermos, sobre todo si se vive de forma constante. Por lo tanto, es necesario optar por una vida más tranquila. Aprende a gestionar el estrés, reduce el consumo de estimulantes como el café o los refrescos que contienen cafeína, o las bebidas energéticas, y dedícate a realizar actividades relajantes como el yoga, pilates, taichí, o cualquier afición que te distraiga de la tensión diaria.

Deja a un lado los malos hábitos.

Beber en exceso, fumar, llevar una vida sedentaria, mantener una mala dieta, etc. son hábitos que debilitan el cuerpo y la mente de forma paulatina.

Haz deporte

Practicar cualquier tipo de deporte resulta beneficioso para la salud, pero si lo hacemos al aire libre, además conseguiremos aumentar las defensas, despejar las vías respiratorias y eliminar toxinas a través del sudor.

Related Post

Publicado en Alimentación, Salud Etiquetas: , , , , , , , , , ,