Practica deporte con control.

La práctica de deporte forma parte de la fórmula para mantener un buen estado de salud. Una fórmula a la que sumamos la alimentación o mantener hábitos de vida saludables. Son innumerables los beneficios de mantener un buen estado de forma y está en nuestra mano el ajustar esta necesidad vital a nuestros gustos como el tipo de deporte o ejercicio y a nuestras circunstancias  como la edad, los horarios, etc.

Aunque no siempre es fácil introducir la práctica deportiva en nuestra rutina, ya que los horarios, un deficiente estado de forma o el desconocimiento de lo que vamos a hacer pueden ser algunas de las interrogantes que pueden pasar por nuestra cabeza en los momentos previos al gran cambio y que, muchas ocasiones, acaban por hacernos desistir. No obstante, aquellos que consiguen sacar adelante su proyecto de mejora personal a pesar de todo, muestran tal grado de satisfacción consigo mismos que, desde ese momento, su principal motivación pasará a ser adentrarse aún más en esa práctica deportiva.

Ancianos practicando deporteEsta actitud, no obstante, no sólo tiene que ser fruto de un deseo personal, sino que debe estar en consonancia con las posibilidades personales. Es por ello que nunca debemos someter a nuestro organismo unas exigencias que puede que no estemos en condiciones de satisfacer sin poner en riesgo nuestra salud. Antes de comenzar con una práctica deportiva debemos someternos a algún examen inicial dependiendo del tipo de actividad que se vaya a practicar. En éste se pretende detectar posibles patologías que puedan suponer un riesgo para determinadas prácticas deportivas, y además de esto,  conocer nuestro estado físico. Lo ideal sería, además, recibir un asesoramiento de la actividad, la frecuencia y la intensidad que nos conviene practicar en función de nuestras características físicas. Por último, deberíamos someternos a algunos controles periódicos en función de todo lo mencionado anteriormente, que podrían ser anuales o con menor frecuencia según cada caso.

Y es que el deporte sin control, lejos de producir beneficios, podría incluso resultar peligroso para nuestra salud. En este sentido, los procedimientos de seguimiento y control están cada vez más implantados en federaciones y clubs deportivos.

Supervisión convierte así la palabra clave para la práctica deportiva, sea cual sea nuestro caso deportivo (deportista profesional, amateur, ocasional…).

Related Post

Publicado en Estética, Psicología, Salud Etiquetas: , , , , ,