Psico-oncología. Consejos para afrontar el cáncer.

afrontar-el-cancer

El cáncer es la enfermedad más temida según indican varios estudios sociológicos en la actualidad, superando incluso a otras enfermedades como el SIDA o el Alzheimer. Según expertos, esto se debe principalmente al desconocimiento que existe todavía en la sociedad y en la idea generalizada de que el diagnóstico de cáncer implica un pronóstico fatal de la enfermedad.

Por ello, muchas veces el paciente no sabe cómo enfrentarse a la noticia de que se le ha detectado un tumor. Para ello existe la Psico-Oncología.

La Psico-Oncología es una subespecialidad de la oncología centrada en aspectos psicológicos del paciente con cáncer, cuyo objetivo es tratar de mantener o recuperar la calidad de vida del paciente y de sus familiares.

Entre otras funciones de la Psico-Oncología podemos listar las siguientes:

  • Promoción de estilos de vida saludable.
  • Educación para la salud.
  • Detección precoz.
  • Evaluación clínica de posible sintomatología a nivel cognitivo, fisiológico o motor.
  • Tratamiento psicológico para proporcionar herramientas que ayuden al paciente a ayudarse a sí mismo.
  • Apoyo, formación y asesoramiento al personal sanitario.
  • Investigación sobre las necesidades emocionales de los pacientes, así como de los factores psicológicos y sociales asociados al cáncer.

Muchas personas no saben cuándo necesitan acudir a este tipo de terapias en busca de ayuda y de mejorar su situación. En este aspecto, los expertos opinan que es recomendable que tanto los pacientes como los familiares acudan a la consulta de un psico-oncólogo al poco de conocer el diagnóstico para así, conocer las respuestas emocionales más comunes por adelantado, normalizar los síntomas y poder actuar en concordancia.

Consejos para el paciente con cáncer

Es muy difícil dar consejos a una persona a la que acaban de diagnosticar cáncer, ya que cada individuo es distinto y por tanto, a cada persona le ayuda cosas distintas. No obstante, sí que se pueden dar ciertas recomendaciones.

  • Hay que buscar apoyo en los familiares y en los amigos.
  • Pedir ayuda a un especialista.
  • No debes tener miedo a expresar lo que sientes.
  • Si tienes preguntas a nivel médico, acude directamente a tu médico de referencia, evitando en todo lo posible consultar en internet.
  • Intenta llevar una vida lo más saludable posible
  • Centra la atención en cuidarte a ti mismo.
  • Permítete a ti mismo los momentos de bajón. Son procesos normales y debes verlos como tal.

También es cierto que en ciertas ocasiones la situación es tremendamente difícil y el diagnóstico es peor del que se esperaba. En estos casos hay que poder expresar los miedos y preocupaciones. Se debe ser consciente de que no se está solo y que hay mucha gente dispuesta a ayudar y a acompañarnos por este proceso. Hay que centrarse en el día a día y cambiar los objetivos a corto plazo.

Lo cierto es que el ser humano tiene una gran capacidad de adaptación ante las situaciones difíciles, y nuestra felicidad puede depender en gran medida de la forma que afrontamos una situación más que de la situación de por sí.

El afrontar una situación tan dura es tremendamente difícil, pero para eso están los psicólogos que pueden proporcionar herramientas y acompañar al paciente en todo momento.

Consejos para los familiares y amigos de pacientes con cáncer

Además, los seres allegados pueden ayudar de muchas formas distintas. Con gestos pequeños del día a día como pueden ser escuchar, comprender, resolver dudas, informar, siendo ser sinceros, ser cercanos, evitar juicios morales, adaptarse al paciente, respetar su capacidad de decisión y acompañarlo.Los amigos y familiares de los pacientes con cáncer juegan un papel fundamental en el proceso oncológico. Tener un apoyo social adecuado puede ayudar a superar la enfermedad de una forma más adaptativa y favorecer un manejo de las emociones adecuado.

Muchas veces, con el simple hecho de estar presentes, ya se está haciendo mucho.

Generosidad

Consejos para familias con hijos

En el terrible caso de que el paciente sea un hijo, además de los consejos que hemos apuntado anteriormente, hay que tener en cuenta otros detalles.

No se debe caer en la sobreprotección. Ante todo, se debe contar con la capacidad de decisión del hijo. Hay que contar con él para las decisiones, diferenciando entre ser enfermos y estar enfermos.

La mayoría de los niños con cáncer ansían tener en la medida de lo posible, las actividades propias de cualquier chico de su edad.

En las familias con hijos, se puede dar el caso de que el paciente sea uno de los padres. En este caso, es muy importante ser sinceros e informar adaptando la información a la edad del hijo.

El niño debe saber que puede acudir a nosotros cuando tenga alguna pregunta, que se sienta cómodo y que tenga confianza en nosotros, además de la seguridad de que le estaremos diciendo la verdad.

Hay que evitar siempre mentir u ocultarle información ya que esto generará desconfianza en ellos y en muchas ocasiones, este sentimiento hará que imaginen cosas más problemáticas de lo que pudieran ser en realidad.

Otro consejo es que si el propio paciente no es capaz de transmitir la información, que sea otro miembro de la familia o una persona muy allegada al niño quien lo comunique.

En definitiva, si tenemos que pasar por la terrible situación de ser diagnosticados de cáncer, debemos saber que hay una serie de profesionales dispuestos a apoyarnos y a darnos unos consejos para llevar la enfermedad de la mejor forma posible.

Related Post

Publicado en Psicología, Salud Etiquetas: , , , , , , , , , , ,