Qué hacer si tu hijo te miente

hijo-mentiroso¿Estás preocupado porque has descubierto que tu hijo te ha dicho ya varias mentiras? ¿Tienes miedo de que mentir se convierta en algo cotidiano para tu pequeño? En este artículo hablaremos sobre por qué los niños mienten, y qué hacer para evitarlo. ¡Apúntate estos consejos!

¿Por qué miente tu hijo? Si es pequeño, ¡acaba de descubrir que existe la mentira, y eso le produce mucha curiosidad! Es normal que experimente con ella, viendo qué pasa y cómo reaccionan los demás. Sin embargo, si tu hijo es más mayor —especialmente si es adolescente—, resulta importante explorar más a fondo esas mentiras. En estos casos, la mentira puede ser un signo de algo más profundo que subyace: falta de comunicación familiar, problemas personales de tu hijo, baja autoestima o inseguridad, dificultad para expresar sus emociones…

¿Qué puedes hacer para evitar que tu hijo te mienta?

  • Fomenta un clima de confianza entre vosotros: éste es un trabajo cotidiano acumulativo. ¿Cómo? Acércate a tu hijo, interésate por él, pregunta por su día, cuéntale el tuyo, reflexionad sobre algo que os interese, compartid tiempo juntos…
  • Si te sientes preocupado por algo, no se lo ocultes. Puedes compartirlo con tu hijo, explicándoselo de forma que lo entienda, para que pueda ser partícipe tanto de las alegrías como de las situaciones difíciles de su familia. Si ocultas tus emociones negativas y tus problemas, él aprenderá a hacer lo mismo.
  • Plantéate: ¿es posible que estés siendo demasiado rígido? Puede que tu hijo te mienta porque piensa que no le entenderías si te cuenta la verdad. Déjale claro con hechos y con palabras que puedes comprenderle, que eres abierto y flexible (intenta serlo de verdad… si no, de poco sirve).
  • Si sospechas de él, no le presiones diciendo cosas como “¡Me estás mintiendo!” o “¡Dime la verdad!”: esto no funciona. Se pondrá a la defensiva y se verá obligado a mantener su mentira hasta el final, difícilmente cambiará su argumento de un momento a otro sólo porque tú le presiones. Es preferible que —puntualmente— le digas: “No me terminan de cerrar algunas cosas de las que me cuentas, ¿puede que no me estés diciendo toda la verdad? Sabes que puedes contármela”. Usa este recurso incluso aunque estés totalmente seguro de que te está mintiendo: exprésalo siempre como una opinión tuya, no le taches de mentiroso.
  • Ten cuidado con los castigos: puede que tu hijo esté mintiendo para evitarse uno. Si crees que es necesario castigarle en alguna situación, procura siempre que el castigo sea proporcional a la conducta.
  • Refuérzale positivamente cuando te diga una verdad, incluso aunque no te guste lo que ha contado. Si reaccionas negativamente y explotas en una reprimenda, no volverá a hacerlo. Mantén la tranquilidad y agradece su sinceridad, luego puedes conversar con él y decirle tu opinión.
  • Si te consta que tu hijo ha mentido, házselo saber. Intenta restarle importancia a la mentira en sí, y procura ahondar en el por qué de esa mentira, para comprender en qué ocasiones miente tu hijo y qué cambiar para evitarlo.
  • Enséñale a tu hijo el valor de la honestidad, con educación explícita y con el ejemplo implícito. Reflexiona con él sobre la diferencia entre las mentiras piadosas (que todos usamos habitualmente) y las mentiras más graves. Haz que él mismo enumere las consecuencias negativas y los peligros de mentir, hasta llegar a la conclusión de por qué no es deseable hacerlo.

nino-mentirosoComo padre es comprensible que te preocupen las mentiras de tu hijo pero, si ves que te está mintiendo, es preferible que no reacciones de forma desproporcionada. Intenta no alarmarte en exceso y buscar con calma el origen del problema y la solución, teniendo en cuenta su nivel de gravedad. Ante todo, intenta mantener la calma en casa, hacer que el hogar sea un lugar seguro y agradable, donde tu hijo se sienta libre de expresarse con sinceridad.

Related Post

Publicado en Hijos, Psicología Etiquetas: , , , , , , , , , ,