Qué son las células madre

celulas-madre

Las células madre, también llamadas stem cells, últimamente son muy populares, aunque muchas personas no tienen claro qué son o cuales son sus propiedades. A continuación, intentaremos arrojar un poco de luz al respecto y contaros qué son las células madre.

La célula

Para comenzar, apuntaremos que una célula es la unidad morfológica y funcional básica en la estructura de los seres vivos. Es decir, estamos ante el elemento más pequeño que podríamos considerar vivo.

Los organismos vivos, son clasificados en unicelulares y pluricelulares dependiendo de si están formados por una sola célula, o varias respectivamente. En el caso de los primeros, se tratan de seres tan pequeños que para poder observarlos, es necesario utilizar un microscopio. En este grupo entrarían las bacterias, protozoos, etc.

Las células se componen por un núcleo, las vacuolas, que son una especie de bolsas donde acumulan las sustancias de desecho o reserva de la célula, los lisosomas, que son otras bolsas que contienen las enzimas hidrolíticas y proteolíticas que sirven para digerir los materiales de origen externo, el citocentro o centrosoma, plastos y cloroplastos en el caso de las células vegetales, mitocondrias, ribosomas encargados de sintetizar las proteinas, el aparato de Golgi, citoplasma, que es donde se producen la mayoría de las funciones metabólicas de la célula, la pared celular y la membrana plasmática.

La célula madre

Una vez tenemos una ligera idea de qué es una célula, hablaremos de la célula madre.

Este tipo de células están presentes en todos los organismos pluricelulares y son capaces de dividirse mediante un proceso que se denomina mitosis, pudiéndose convertir en otro tipo de células especializadas. Otra propiedad de este tipo de células es que se pueden autorrenovar para producir más células madre.

Por estas propiedades, las células madre son las encargadas de reparar o regenerar tejidos.

El proceso por el que una célula madre regeneran tejidos es el siguiente: A través de la mitosis, una célula madre se divide en dos. De estas dos nuevas células, una sera exactamente como la original, es decir, otra célula madre. La otra, en condiciones apropiadas, adquiere la forma del tipo de célula necesaria por nuestro organismo.

Las células madre pueden dividirse en cuatro tipos:

  • Células madre totipotentes: son las que pueden crecer y formar un organismo completo.
  • Células madre pluripotentes: no pueden formar un organismo completo, pero sí que pueden convertirse en cualquier tipo de célula.
  • Células madre multipotentes: pueden generar nuevas células pero solamente de su mismo origen embrionario.
  • Células madre unipotentes: estas sólo poseen capacidad para convertirse en un determinado tipo de células.

Cómo se obtienen las células madre

Para obtener células madre se pueden recurrir a varios métodos.

En el caso de la reproducción asistida, cuando sobran embriones, éstos pueden ser donados y conservarlos criogenizados.

Cuando los óvulos fecundados poseen entre 8 y 10 células, se extrae una de ellas de modo que, si esta célula fuese implantada en un útero, continuaría su desarrollo normal. Esta esta técnica se la conoce como la de los blastómeros individuales.

A través de la partenogénesis, se induce a los mamíferos, por medios químicos o físicos, in vitro, obteniendo una masa celular de la que se pueden aislar células madre pluripotentes. Esta técnica es sólo aplicable en mujeres.

También se pueden obtener células madre musculares de donantes cadavéricos, puesto que éstas mantienen sus propiedades tras un proceso de congelación post-mortem.

Otro modo de obtener células madre multipotentes con características embrionarias del cordón umbilical.

Recientes investigaciones han apuntado que el líquido amniótico, contiene células de tejidos embrionarios y extraembrionarios diferenciadas y no diferenciadas.

Para qué se usan las células madre

Los usos principales de las células madre conocidas hasta ahora, son en su mayoría en tratamientos contra el cáncer, la inmunohematología y la clonación.

También se han utilizado para recuperar tejido muscular dañado.

Recientemente hay estudios que apuntan que pueden ser utilizadas para combatir el VIH, es decir el SIDA.

Sea como fuere, todavía estamos en una fase muy temprana para poder aprovechar todas las propiedades de este tipo de células. Y es que las capacidades regeneradoras y generadoras de las células madre, podrían dar pie a un sinfín de posibilidades.

Related Post

Publicado en Salud Etiquetas: , , ,