Recarga las pilas con orejones de melocotón.

Energía con los orejones de melocotónA priori parece un dulce normal y corriente, pero no os dejéis engañar. Los orejones de melocotón son unos alimentos desecados con un alto contenido en vitamina A y hierro superior incluso al de muchas frutas frescas.

Junto con los albaricoques deshidratados, los melocotones secos son las frutas desecadas más ricas tanto en vitamina A como E. Estos nutrientes ayudan a prevenir enfermedades degenerativas como cáncer o pérdida de visión y ayudan a frenar el proceso de envejecimiento.

Una sola pieza de esta fruta desecada puede aportar hasta la décima parte del potasio recomendado al día. Ayuda por tanto a compensar las pérdidas del mismo provocadas por los fármacos prescritos para la hipertensión.

Orejones de melocotónPara ayudar a reducir los niveles de tensión arterial, se recomienda consumirlo con yogur o con queso fresco.

En caso de sufrir de sobrepeso, es aconsejable consumir esta fruta con moderación por su aporte calórico.

Los azúcares componen el 50% del peso de los orejones de melocotón pero, a diferencia de las golosinas, aportan nutrientes esenciales en la edad de crecimiento que éstas no aportan, como pueden ser las vitaminas A y B.

Combinados con arroz blanco, cuscús o postres lácteos, los orejones troceados tienen una gran acogida.

Este alimento es una excelente fuente de hierro aunque para mejorar su absorción, es recomendable consumirlos con vegetales ricos en vitamina C, en ensaladas o macedonias.

Es una fruta rica en niacina, una vitamina esencial en la producción de energía. Las personas que suelen consumir pocas proteínas, es decir, poca carne, huevos o pescado, suelen tener déficit de este nutriente, por lo que se recomienda un tazón de cereales con dos orejones.

Related Post

Publicado en Alimentación, Salud Etiquetas: , , , , , , ,