Saber elegir una pareja para toda la vida

pareja-madurezMuchas son las parejas que acaban rotas por un sinfín de motivos. Pero también son muchas las que siguen juntas después de infinidad de obstáculos. En este artículo, intentaremos darte unos consejos a la hora de elegir pareja y que ésta dure para toda la vida.

El amor es ciego

Y tú deberías actuar como un ciego también. Cierra los ojos y siente a la otra persona. Fíjate en su lealtad, su comprensión, la forma en la que se preocupa por ti y te cuida. Estamos acostumbrados a fijarnos en exceso en el exterior, y la belleza externa se acabará marchitando tarde o temprano, por lo que lo mejor es que miremos a esa persona con los ojos cerrados.

Quiero ser como tú

Otra de los aspectos importantes a la hora de elegir a nuestra pareja es compartir objetivos en la vida. Es importante elegir a alguien que quiera y espere lo mismo que nosotros. Que se compartan fuerzas y sensibilidades. La fuerza en el sentido de poder aguantar los fuertes vientos que harán tambalear la relación, y lo suficientemente sensible como para poder percibir lo que sucede alrededor de la relación.

Aprender juntos

Algo que puede marcar la diferencia respecto a la longevidad de una pareja, es la capacidad de aprender juntos. En el camino de la vida, nos enfrentaremos a obstáculos y problemas, o simplemente situaciones que deberemos sortear. En muchas nos encontraremos sin la preparación necesaria, pero nuestra habilidad para aprender juntos hará que, a cada paso, la relación salga fortalecida.

Aquellos que no puedan aprender cosas nuevas, o ver las cosas desde un punto nuevo, mostrar curiosidad acerca del mundo y cómo funciona nuestro entorno se acabarán cerrando. Cuanto más se cierren y menos flexible se sea, peor será para la relación. La evolución conjunta es un punto clave para la duración de la pareja.

Mostrar dolor

Es prácticamente imposible llevar una relación de larga duración sin que surjan heridas. Somos humanos, cometemos errores y, al compartir una vida, estos errores pueden afectar a nuestro compañero sentimental. Lo importante en estos casos es saber registrar este dolor y mostrarlo. No guardárnoslo y que cuando reventemos la relación explote con nuestro dolor, o que vaya carcomiéndola poco a poco.

En una relación es importante mostrar cuándo hemos sido heridos y que nuestra pareja lo entienda y lo asimile. Pero es algo que va en dos direcciones. Es decir, nosotros también tenemos que asimilar y entender cuando herimos a nuestra pareja. La clave está en compartir el dolor e intentar aprender el uno del otro para evitar que vuelvan a producirse las situaciones que producen ese dolor.

Evita el vacío interior

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la vida interior de nuestra pareja. Debemos elegir a alguien que, a través del trabajo, o de una realización artística, en definitiva, una pasión, pueda sentirnos como compañeros de su viaje. Si esta pasión además es compartida por nosotros, perfecto.

En la relación necesitamos momentos para nuestras pasiones tanto con o sin la pareja, lo que oxigenará la relación.

Por ello también es importante que existan pasiones en común. Es muy difícil pasar tiempo con una persona con la que no se tienen aficiones en común. Aunque sea muy simple, siempre se deben encontrar nexos en el tiempo se recorre juntos de mutuo agrado. Ya sea sacar a pasear el perro, cocinar juntos, dar un paseo en bicicleta… cualquier cosa, por simple que parezca, cuenta.

Cuestión de valores

Tenemos que elegir también a una persona cuyos valores sean lo más similares a los nuestros. Al fin y al cabo, la vida pondrá a prueba estos valores y dado que son un apartado muy importante de la personalidad de cada uno, es importante que, llegado el momento de actuar respecto a ellos, se esté de acuerdo.

A nuestro ritmo

Otros de los puntos importantes a la hora de elegir una pareja es que podamos adaptar nuestro ritmo. Por ejemplo, si tú eres una persona muy impulsiva, quizá te venga bien una pareja más parada que contrarreste esta impulsividad. Ambos iréis cediendo en este aspecto hasta alcanzar un ritmo conjunto.

Con sentido del humor

El sentido del humor es uno de los puntos más importantes a la hora de construir una relación. Poder hacer una broma y reírse juntos de la situación, o de sí mismo es muy enriquecedor para la pareja. En caso de que quizá no comprenda tus bromas al principio, se verá beneficiado por la capacidad de aprendizaje que mencionamos anteriormente.

Amigos además de amantes

Quizá es el aspecto más importante de todos. Nuestra pareja debe de ser nuestro mejor amigo. Una persona que nos escuche y a quien nos guste escuchar. Con quien compartamos momentos tanto juntos como separados. Con quien estés a gusto. Con quien desees pasar tiempo.

A parte del amor típico de pareja, debemos encontrar en nuestro compañero sentimental ese confidente, ese bastón para apoyarnos a la hora de recorrer el sendero de la vida y que, a la vez, seremos el suyo.

Muchos son los aspectos que pueden ayudarnos a elegir una pareja que dure para toda la vida. En este artículo os hemos detallado los que creemos que son clave. ¿Cuáles añadiríais vosotros?

 

Related Post

Publicado en Pareja, Psicología Etiquetas: , , , ,