Saca provecho de tus momentos de crisis.

Siempre hay una oportunidad oculta tras cada dificultad. Y es que no hay mal que por bien no venga. A veces cuesta verlo pero las crisis pueden ser un estímulo que nos pone a prueba y saca lo mejor de nosotros a la luz.

Desde el punto de vista de los expertos, las crisis pueden indicar la necesidad lo que ya no sirve o no termina de funcionar en la mayoría de los casos. Por eso estas situaciones nos obligan a tomar las riendas de nuestra vida.

Por eso muchas veces, al volver la vista atrás, lo que nos pareció un tropiezo, acabó siendo el detonante de una mejora en nuestra vida.

Lo primero que debemos hacer ante una crisis es aceptar el golpe. Lo mejor de los malos momentos, es que nos permiten apreciar más los buenos.

Aunque muchas veces no está en nuestra mano librarnos de ciertas desgracias, sí que podemos adoptar todas las medidas que estén en nuestra mano para intentar pasarlas de la mejor manera posible.

Es importante poner fin a los lamentos cuanto antes, pues no ayudan para nada a seguir adelante y sobrellevar los problemas. Hay que aprender a pasar página cuanto antes.

Nuestro objetivo debe ser seguir avanzando. La llave de la esperanza la tienes en ti mismo.

Hay que aprender a reconocer que los cambios son una parte de la vida y que nada es para siempre para recuperarnos antes del bajón.

Una pérdida de un ser querido, de un puesto de trabajo, una ruptura sentimental, etc. son duros golpes, pero nos ayudan a progresar como personas, a “esculpirnos” de una forma mejorada o a renacer metafóricamente. Si te enfrentas a todo lo que tienes que modificar, saldrás siempre reforzado de la crisis, comenzando una etapa de cero pero con el bagaje que ofrece la experiencia.

Hay que estar abiertos a las nuevas oportunidades, ser flexibles para poder ver las opciones que se abren a nuestro paso y no sólo las que andábamos buscando, para así poder percartarte de las ocasiones que se te brinden.

Un momento de crisis es el mejor momento para tener fe en ti mismo y usar todo tu potencial para, convirtiendo la situación en tu desafío personal, superándola al mismo tiempo que tus propios límites.

En definitiva, con positividad, esfuerzo y fe en uno mismo, se puede superar cualquier crisis.

Related Post

Publicado en Psicología Etiquetas: , , , , , ,