Cómo actuar si tu hijo está obsesionado con adelgazar

anorexia-bulimia

Como cualquier padre sabe, los cambios que se producen en su hijo adolescente son radicales. Tanto a nivel de físico como emocional y mental, el que antes era un niño reforma su identidad, comenzando a orientarla hacia la vida adulta. Esta etapa de confusión e incertidumbre, es especialmente propensa para albergar problemas. Uno de los más peligrosos son los trastornos de la alimentación (TCA), a los cuales las muchachas adolescentes están especialmente en riesgo: expuestas a una sociedad que las bombardea con exigencias femeninas mediante la publicidad, los estereotipos sociales y la moda. Esta situación lleva a que, aunque muchos no llegan a caer en la anorexia o la bulimia, el 20% de los jóvenes presente “actitudes anoréxicas”. Si crees que tu hijo adolescente se ha obsesionado con adelgazar, tienes que estar alerta y aprender a reconocer las señales del problema, para proceder a actuar con eficacia y rapidez.

Las grasas esenciales y sus beneficios para los adolescentes

Grasas Esenciales - Ácidos grasosDurante la adolescencia se producen grandes cambios. De hecho, los niños de 12 a 18 años suelen ganar el aproximadamente el 20% de la altura y el 50% del peso definitivo que tendrán al convertirse en adultos.

Para completar de forma adecuada su etapa de crecimiento y desarrollo, hormonal y cerebral, se debe garantizar la presencia de grasas esenciales, ya que son los únicos lípidos que no pueden ser fabricados por nuestro cuerpo, por lo que debemos de suministrarlos a través de la dieta.