Huye de la rutina para mantener tu cerebro en forma.

El cerebro también necesita gimnasia. O de otro modo, si no ejercitamos este “músculo” también se deteriora. Hay que mantener el cerebro activo para evitar que envejezca. Es más, la crisis puede ser una buena oportunidad para que el cerebro se espabile.