Combatir el colesterol.

El colesterol no es malo, lo que sí es malo es un exceso de colesterol. Estamos hablando de un esterol (un lípido) que se encuentra en los tejidos corporales y en el plasma de la sangre. En altas concentraciones es perjudicial y sin embargo, el colesterol es esencial para producir hormonas, ayudar a la formación de la bilis y la vitamina D y mantener la estructura celular del organismo.