Descubren por qué unas personas desarrollan Alzheimer y otras no

anciano-alzheimerUn equipo de investigadores de la Universidad de San Diego, California, ha encontrado el motivo por el que unas personas desarrollan Alzheimer y otras no. La clave parece residir en que la mayoría de las personas mantienen la separación entre una proteína y una enzima que desencadenan la degeneración progresiva y muerte de las células que caracterizan la enfermedad de Alzheimer al juntarse.

Beneficios para el cerebro de aprender un idioma.

cerebro-entrenadoAl someter al cerebro a un esfuerzo extra, el aprendizaje de un idioma mejora el desarrollo intelectual, beneficio que se potencia todavía más en personas que superan los 50 años.

Las enfermedades crónicas y los sistemas sanitarios

doctor2Nos encontramos un incremento en las enfermedades crónicas ligado al envejecimiento de la población en los países desarrollados. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), este tipo de afecciones de larga duración, y en la mayoría de los casos sin curación, se están convirtiendo en una gran carga para los sistemas sanitarios, ya que presentan un gran reto de adaptación tanto para el paciente, como para el personal sanitario.

El número de casos de Alzheimer va en aumento

alzheimerMuy malas noticias sobre el Alzheimer. Esta enfermedad que ataca al organismo humano, haciendo que poco a poco y sin darnos cuenta vayamos perdiendo la memoria, puede ser que en menos de 50 años acaben triplicándose los casos que se producen de esta enfermedad.

Alimentos que mejoran la memoria

alimentos-mejoran-memoria

Casi todos nos vemos sorprendidos en alguna oportunidad por un olvido casual o la pérdida del recuerdo de un dato importante y nos preguntamos si podemos hacer algo para mejorar nuestra memoria. Por suerte sí. Conoce los 8 alimentos “mágicos” que te ayudarán a conservarla y a prevenir enfermedades como el Alzheimer.

El Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer recibe su nombre del médico que la describió en 1907. Se trata de un tipo de demencia, es decir, una pérdida de diversas capacidades mentales. Su frecuencia suele aumentar con la edad. Se estima que la padecen alrededor de un cuatro porciento de las personas a partir de los 65 años de edad, y un 27 por ciento, después de los 85.