Las enfermedades crónicas y los sistemas sanitarios

doctor2Nos encontramos un incremento en las enfermedades crónicas ligado al envejecimiento de la población en los países desarrollados. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), este tipo de afecciones de larga duración, y en la mayoría de los casos sin curación, se están convirtiendo en una gran carga para los sistemas sanitarios, ya que presentan un gran reto de adaptación tanto para el paciente, como para el personal sanitario.

El tabaco pasivo aumenta el riesgo de asma y déficit de atención

nino-fumador-pasivoSegún expertos, la mitad de los niños están expuestos diariamente al humo del tabaco en el ámbito familiar, lo que aumenta considerablemente la posibilidad de padecer distintos tipos de enfermedades.

Mantén fuertes tus defensas.

resfriadoLos cambios bruscos de temperatura aumentan el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias como la gripe, el asma o los resfriados. El frío y la humedad provocan alteraciones en la piel e infecciones en las mucosas. La disminución en las horas de luz nos hace más propensos a sentirnos fatigados. Estos trastornos son muy habituales en esta época del año, y consiguen poner a prueba nuestras defensas. Es conveniente tener en cuenta varios factores para protegernos y fortalecer nuestro organismo.

En otoño aumentan las urgencias pediátricas por asma

 Niño en el pediatra  Los cambios de temperatura frecuentes al inicio del otoño multiplican el número de visitas de niños asmáticos a urgencias, según alerta la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP), dado que “la humedad y los cambios de temperatura hacen que haya una mayor exposición a los virus, los ácaros de polvo y los hongos aerógenos”.