Los frutos secos, una ayuda contra el eccema.

Es de suma importancia incluir alimentos ricos en grasas esenciales y vitamina E en las dietas de niños con eccemas.