Sé generoso y siéntete mejor contigo mismo.

GenerosidadHay muchas acciones desinteresadas que te harán sentir bien y cuando las llevas a cabo, producen una sensación muy agradable, similar a la experimentada a cuando comes chocolate o disfrutas de tu música favorita, por lo que podemos decir que ser generoso es un placer.

La virtud de la generosidad consiste en dar sin esperar nada a cambio y tiene efectos muy positivos para nosotros, que acabaremos sacando provecho a una actitud muy positiva.