Comidas quemagrasas.

Aunque no está comprobado que ningún alimento tenga la propiedad de eliminar grasas (tal y como señala la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición), lo cierto es que existen aquellos que ayudan a la digestión y que suelen ser llamados ‘quemagrasas’.

Estos, tal y como indican desde Consumer, ayudan a acelerar el metabolismo y evitan la acumulación de líquidos. Son las alcachofas, apios, aceite de oliva o zanahorias, por ejemplo.