Los bocadillos también pueden ser saludables.

Al pensar en alimentación saludable nos vienen a la mente las verduras, las frutas, los pescados, etc. Es decir, pensamos en comidas que generalmente suponen una elaboración en cocina, algo de tiempo.

Pero saludable también puede ser un bocadillo. Esta “cómida rápida”, que puede solucionar una cena, puede ser muy sana. En nuestra mano está.