La bomba de insulina.

Se trata del sistema más revolucionario a la hora de tratar la diabetes de tipo 1. Es un aparato que suministra insulina en el organismo de forma continua, del mismo modo que lo haría un páncreas sano.