El síndrome de fatiga informativa puede afectar al sueño.

Calidad del sueñoNunca tuvimos tanta información y tan fácil acceso a ella. Pero hasta eso debemos saber medirlo, regularlo en función de nuestras necesidades. Un exceso de información en nuestra cabeza nos altera y repercute en la calidad de nuestro descanso, del sueño, y éste es fundamental para nuestra salud, tanto como comer o beber.