Disfrutar de una relación madura.

No influye ni la edad, ni el tiempo que lleváis juntos. Una pareja se considera madura cuando existen, en la misma proporción, pasión y estabilidad, entusiasmo y respeto.