El gazpacho, un aliado para la presión arterial.

gazpacho
Si batimos pan, tomate, pepino, pimiento, ajo, sal, aceite de oliva y vinagre, y le añadimos un poco de agua fría, conseguimos esta deliciosa sopa que llamamos gazpacho. Se ha convertido en uno de los grandes símbolos de la dieta mediterránea y es especialmente recomendado en verano para recuperar minerales y refrescarnos. Pero es que además, a nuestro organismo y más concretamente a nuestra presión arterial, le viene muy bien consumirlo.